COVID-19. Nuevos horarios de actividades y servicios en Andalucía y modificación de los niveles de alerta 3 y 4


Orden de 8 de enero de 2021, por la que se establecen medidas temporales y excepcionales por razón de salud pública en Andalucía para la contención del COVID-19 en relación a los horarios de actividades y servicios y por la que se modifica la Orden de 8 de noviembre de 2020, por la que se modulan los niveles de alerta 3 y 4 como consecuencia de la situación crítica epidemiológica derivada del COVID-19 en la Comunidad Autónoma de Andalucía.

BOJA Ext 3/2021 de 8 de Enero de 2021

Dada la evolución epidemiológica en Andalucía, se establecen desde las 00:00 horas del día 11 de enero de 2021 los siguientes nuevos horarios para las actividades, servicios o establecimientos establecidos en la Orden de 29 de octubre de 2020, por la que se establecen los niveles de alerta sanitaria y se adoptan medidas temporales y excepcionales por razón de salud pública en Andalucía, para la contención de la COVID-19:

- Los establecimientos de hostelería y restauración deben limitar su actividad horaria hasta las 18:00 horas, salvo los establecimientos destinados exclusivamente a cafetería, chocolatería y heladería, incluidos los establecimientos similares en cines y teatros, que pueden permanecer abiertos hasta las 20:00 horas, aunque sin posibilidad de consumo y expedición de bebidas alcohólicas o espirituosas entre las 18:00 y las 20:00 horas.

- El resto de actividades, servicios o establecimientos pueden permanecer abiertos hasta las 20:00 horas.

- No obstante, la norma contempla excepciones a la limitación horaria para ciertas actividades, servicios o establecimientos: actividad industrial y el comercio mayorista, servicios profesionales, de seguros, y empleados del hogar, centros o clínicas veterinarias, comedores sociales, velatorios, empleados públicos, servicios de restauración de los establecimientos de suministro de combustible o centros de carga o descarga o los expendedores de comida preparada, etc. Por lo que respecta a los servicios de restauración, pueden realizar servicios de entrega a domicilio hasta las 23:30 horas, estableciéndose como hora límite para realizar pedidos las 22:30 horas; igualmente pueden suministrar servicio de recogida de comida para llevar hasta las 21:30 horas.

- Esta limitación horaria no es de aplicación para los establecimientos de hostelería sin música acogidos a un régimen especial de horarios conforme al art. 27 del Decreto 155/2018, por el que se aprueba el Catálogo de Espectáculos Públicos, Actividades Recreativas y Establecimientos Públicos de Andalucía y se regulan sus modalidades, régimen de apertura o instalación y horarios de apertura y cierre, si bien se aplica la limitación de expedición de bebidas alcohólicas a partir de las 18:00 horas.

- Estas medidas son de aplicación a todo el territorio de la Comunidad Autónoma, independientemente del nivel de alerta sanitaria.

Como consecuencia de lo anterior, se modifica el art. 3 de la Orden de 8 de noviembre de 2020, por la que se modulan los niveles de alerta 3 y 4 como consecuencia de la situación crítica epidemiológica derivada del COVID-19 en la Comunidad Autónoma de Andalucía, para adaptar las medidas del grado 1 a lo acordado en esta Orden.

Además, se modifica el art. 6 de la mencionada Orden de 8 de noviembre de 2020 para establecer que en el grado 1 y 2 las Universidades públicas y privadas deben continuar con la impartición de clases teóricas on-line, pudiéndose mantener la presencialidad para las prácticas experimentales, rotatorias, Practicum, o actividades similares, incluidas las de investigación. Asimismo, las pruebas de evaluación se pueden realizar de manera presencial si así lo consideran las Universidades. Asimismo, se establece que en este ámbito no son de aplicación las limitaciones horarias previstas en el art. 3.

La Orden de 29 de octubre de 2020 de la Consejería de Salud y Familias estableció los niveles de alerta sanitaria y adoptó las nuevas medidas temporales y excepcionales por razón de salud pública para todo el territorio de Andalucía, para la contención de la COVID-19 y la Orden de 8 de noviembre de 2020, dispuso la modulación de los niveles de alerta 3 y 4 como consecuencia de la situación crítica epidemiológica derivada del COVID-19 en la Comunidad Autónoma de Andalucía.

La Orden de 11 de diciembre de 2020, por la que se establecían medidas temporales y excepcionales por razón de salud pública en Andalucía, para la contención de la COVID-19, durante el periodo prenavideño y navideño establecía una vigencia hasta las 00:00 del día 10 de enero de 2021, vigencia que ha sido prorrogada hasta las 00:00 del día 11 de enero de 2021 en virtud de la Orden de 8 de enero de 2020, salvo las medidas establecidas en el apartado tercero referentes a la estación de esquí, snowboard y montaña de Sierra Nevada y otros enclaves que continuarán vigentes. Habiendo terminado dicho periodo y dada la situación epidemiológica y asistencial que se está evidenciando en Andalucía, donde los indicadores de actuación temprana están subiendo de forma relevante, junto a la detección en varias provincias andaluzas de la denominada cepa británica, es necesario volver al marco establecido por las Órdenes de 29 de octubre y 8 de noviembre de 2020. De esta forma, se trataría de conseguir un descenso lo más rápido posible del número de nuevos casos y disminuir los impactos en términos de morbilidad y mortalidad, así como el impacto colateral que tiene la sobrecarga de atención COVID-19 en otras patologías no COVID.

No obstante, dado que está demostrada la eficacia de las medidas referentes a limitación horaria de establecimientos y servicios respecto a la reducción del número de brotes, se hace necesario establecer dicha limitación para toda Andalucía con independencia del nivel en que se encuentre la provincia, si bien distinguiendo los establecimientos de restauración y hostelería del resto de establecimientos y servicios. Los establecimientos de restauración y hostelería están catalogados como establecimientos de mayor riesgo de transmisión del virus SARs-CoV-2 a tenor que en ellos se acumulan situaciones de tiempo prolongado de contacto, contactos de diferentes núcleos de convivientes, además de ser lugares donde la actividad de consumición imposibilita el uso de mascarilla, sin perjuicio de que se realizan en muchos casos en espacios cerrados y conllevan el consumo de bebidas alcohólicas que pueden provocar además un relajamiento en las medidas preventivas durante el tiempo que se está produciendo el contacto.

Es por ello la relevancia de disminuir el número de contactos que se producen en estos establecimientos, reduciendo el horario de apertura al público de los mismos a las 18:00 horas, con las excepciones previstas para determinados establecimientos, incluidas las cafeterías, chocolaterías y heladerías, las cuales, en base a su especifica actividad podrían desarrollarla hasta las 20:00 horas, sin servir bebidas alcohólicas desde las 18:00 horas.

Asimismo, se hace necesario modificar la Orden de 8 de noviembre de 2020 para introducir algunas matizaciones referentes a la limitación horaria en concordancia con lo que ahora se establece, de tal forma que el cierre de las 18:00 horas solo se mantenga para los establecimientos de hostelería y restauración, estableciendo con carácter general la limitación horaria a las 20:00 horas, salvo las excepciones expresamente previstas.

El Consejo de Alerta de Salud Pública de Alto Impacto, constituido al amparo de lo dispuesto en el Decreto-ley 22/2020, de 1 de septiembre, por el que se establecen con carácter extraordinario y urgente diversas medidas ante la situación generada por el coronavirus, en su reunión celebrada el día 8 de enero del presente año, ha procedido a evaluar el riesgo sanitario ante la situación que actualmente vive Andalucía, adoptando la decisión de restablecer las medidas recogidas en las órdenes referidas.

En relación con las competencias que la legislación vigente otorga a cada Administración Pública, la Ley Orgánica 3/1986, de 14 de abril, de Medidas Especiales en Materia de Salud Pública, prevé, en su artículo primero, que con el objeto de proteger la salud pública y prevenir su pérdida o deterioro, las autoridades sanitarias de las distintas administraciones públicas podrán, dentro del ámbito de sus competencias, adoptar las medidas previstas en dicha ley cuando así lo exijan razones sanitarias de urgencia o necesidad. El artículo segundo habilita a las autoridades sanitarias competentes para adoptar medidas de reconocimiento, tratamiento, hospitalización o control cuando se aprecien indicios racionales que permitan suponer la existencia de peligro para la salud de la población debido a la situación sanitaria concreta de una persona o grupo de personas o por las condiciones sanitarias en que se desarrolla una actividad. Por su parte, el artículo tercero dispone que, con el fin de controlar las enfermedades transmisibles, la autoridad sanitaria, además de realizar las acciones preventivas generales, podrá adoptar las medidas oportunas para el control de los enfermos, de las personas que estén o hayan estado en contacto con estos y del medio ambiente inmediato, así como las que se consideren necesarias en caso de riesgo de carácter transmisible.

Por su parte, la Ley 14/1986, de 25 de abril, General de Sanidad, en el artículo 26, prevé la posibilidad de que las autoridades sanitarias puedan adoptar las medidas preventivas que consideren pertinentes cuando exista o se sospeche razonablemente la existencia de un riesgo inminente y extraordinario para la salud. La duración de dichas medidas se fijará para cada caso, sin perjuicio de las prórrogas sucesivas acordadas por resoluciones motivadas, y no excederá de lo que exija la situación de riesgo inminente y extraordinario que las justificó.

En el ámbito de la Comunidad Autónoma de Andalucía, la Ley 2/1998, de 15 de junio, de Salud de Andalucía, establece en el artículo 21 que las Administraciones Públicas de Andalucía, en el marco de sus respectivas competencias, establecerán y acordarán limitaciones preventivas de carácter administrativo respecto de aquellas actividades públicas y privadas que, directa o indirectamente, puedan tener consecuencias negativas para la salud. Asimismo, adoptarán cuantas limitaciones, prohibiciones, requisitos y medidas preventivas, sean exigibles en las actividades públicas y privadas que directa o indirectamente puedan suponer riesgo inminente y extraordinario para la salud. En este sentido, podrán decretar la suspensión del ejercicio de actividades, cierre de empresas o sus instalaciones, intervención de medios materiales y personales que tengan una repercusión extraordinaria y negativa para la salud de los ciudadanos, siempre que exista o se sospeche razonablemente la existencia de este riesgo. Las medidas previstas que se ordenen con carácter obligatorio, de urgencia o de necesidad, deberán adaptarse a los criterios expresados en el artículo 28 de la Ley 14/1986, de 25 de abril, y a la Ley Orgánica 3/1986, de 14 de abril. Por su parte, el artículo 62.6 de la mencionada Ley 2/1998, de 15 de junio, establece que corresponderán a la Consejería de Salud, en el marco de las competencias de la Junta de Andalucía, entre otras, la adopción de medidas preventivas de protección de la salud cuando exista o se sospeche razonablemente la existencia de un riesgo inminente y extraordinario para la salud.

Asimismo, la Ley 16/2011, de 23 de diciembre, de Salud Pública de Andalucía, establece en el artículo 71.2.c) que la Administración de la Junta de Andalucía promoverá un alto nivel de protección de la salud de la población y, con esta finalidad, establecerá las medidas cautelares necesarias cuando se observen incumplimientos de la legislación sanitaria vigente o la detección de cualquier riesgo para la salud colectiva. Por su parte, el artículo 83.3, establece que cuando se produzca un riesgo para la salud pública derivado de la situación sanitaria de una persona o grupo de personas, las autoridades sanitarias competentes para garantizar la salud pública adoptarán las medidas necesarias para limitar esos riesgos, de las previstas en la legislación, de acuerdo con lo dispuesto en la Ley Orgánica 3/1986, de 14 de abril.

En su virtud, de conformidad con lo establecido en el artículo 46.4 de la Ley 6/2006,de 24 de octubre, del Gobierno de la Comunidad Autónoma de Andalucía, y por el artículo 26.2.m) de la Ley 9/2007, de 22 de octubre, de la Administración de la Junta de Andalucía, en el marco de los artículos 21.2 y 62.6 de la Ley 2/1998, de 15 de junio, de Salud de Andalucía y 71.2.c) y 83.3 de la Ley 16/2011, de 23 de diciembre, de Salud Pública de Andalucía,

DISPONGO

La Orden de 29 de octubre de 2020 de la Consejería de Salud y Familias estableció los niveles de alerta sanitaria y adoptó las nuevas medidas temporales y excepcionales por razón de salud pública para todo el territorio de Andalucía, para la contención de la COVID-19 y la Orden de 8 de noviembre de 2020, dispuso la modulación de los niveles de alerta 3 y 4 como consecuencia de la situación crítica epidemiológica derivada del COVID-19 en la Comunidad Autónoma de Andalucía.

La Orden de 11 de diciembre de 2020, por la que se establecían medidas temporales y excepcionales por razón de salud pública en Andalucía, para la contención de la COVID-19, durante el periodo prenavideño y navideño establecía una vigencia hasta las 00:00 del día 10 de enero de 2021, vigencia que ha sido prorrogada hasta las 00:00 del día 11 de enero de 2021 en virtud de la Orden de 8 de enero de 2020, salvo las medidas establecidas en el apartado tercero referentes a la estación de esquí, snowboard y montaña de Sierra Nevada y otros enclaves que continuarán vigentes. Habiendo terminado dicho periodo y dada la situación epidemiológica y asistencial que se está evidenciando en Andalucía, donde los indicadores de actuación temprana están subiendo de forma relevante, junto a la detección en varias provincias andaluzas de la denominada cepa británica, es necesario volver al marco establecido por las Órdenes de 29 de octubre y 8 de noviembre de 2020. De esta forma, se trataría de conseguir un descenso lo más rápido posible del número de nuevos casos y disminuir los impactos en términos de morbilidad y mortalidad, así como el impacto colateral que tiene la sobrecarga de atención COVID-19 en otras patologías no COVID.

No obstante, dado que está demostrada la eficacia de las medidas referentes a limitación horaria de establecimientos y servicios respecto a la reducción del número de brotes, se hace necesario establecer dicha limitación para toda Andalucía con independencia del nivel en que se encuentre la provincia, si bien distinguiendo los establecimientos de restauración y hostelería del resto de establecimientos y servicios. Los establecimientos de restauración y hostelería están catalogados como establecimientos de mayor riesgo de transmisión del virus SARs-CoV-2 a tenor que en ellos se acumulan situaciones de tiempo prolongado de contacto, contactos de diferentes núcleos de convivientes, además de ser lugares donde la actividad de consumición imposibilita el uso de mascarilla, sin perjuicio de que se realizan en muchos casos en espacios cerrados y conllevan el consumo de bebidas alcohólicas que pueden provocar además un relajamiento en las medidas preventivas durante el tiempo que se está produciendo el contacto.

Es por ello la relevancia de disminuir el número de contactos que se producen en estos establecimientos, reduciendo el horario de apertura al público de los mismos a las 18:00 horas, con las excepciones previstas para determinados establecimientos, incluidas las cafeterías, chocolaterías y heladerías, las cuales, en base a su especifica actividad podrían desarrollarla hasta las 20:00 horas, sin servir bebidas alcohólicas desde las 18:00 horas.

Asimismo, se hace necesario modificar la Orden de 8 de noviembre de 2020 para introducir algunas matizaciones referentes a la limitación horaria en concordancia con lo que ahora se establece, de tal forma que el cierre de las 18:00 horas solo se mantenga para los establecimientos de hostelería y restauración, estableciendo con carácter general la limitación horaria a las 20:00 horas, salvo las excepciones expresamente previstas.

El Consejo de Alerta de Salud Pública de Alto Impacto, constituido al amparo de lo dispuesto en el Decreto-ley 22/2020, de 1 de septiembre, por el que se establecen con carácter extraordinario y urgente diversas medidas ante la situación generada por el coronavirus, en su reunión celebrada el día 8 de enero del presente año, ha procedido a evaluar el riesgo sanitario ante la situación que actualmente vive Andalucía, adoptando la decisión de restablecer las medidas recogidas en las órdenes referidas.

En relación con las competencias que la legislación vigente otorga a cada Administración Pública, la Ley Orgánica 3/1986, de 14 de abril, de Medidas Especiales en Materia de Salud Pública, prevé, en su artículo primero, que con el objeto de proteger la salud pública y prevenir su pérdida o deterioro, las autoridades sanitarias de las distintas administraciones públicas podrán, dentro del ámbito de sus competencias, adoptar las medidas previstas en dicha ley cuando así lo exijan razones sanitarias de urgencia o necesidad. El artículo segundo habilita a las autoridades sanitarias competentes para adoptar medidas de reconocimiento, tratamiento, hospitalización o control cuando se aprecien indicios racionales que permitan suponer la existencia de peligro para la salud de la población debido a la situación sanitaria concreta de una persona o grupo de personas o por las condiciones sanitarias en que se desarrolla una actividad. Por su parte, el artículo tercero dispone que, con el fin de controlar las enfermedades transmisibles, la autoridad sanitaria, además de realizar las acciones preventivas generales, podrá adoptar las medidas oportunas para el control de los enfermos, de las personas que estén o hayan estado en contacto con estos y del medio ambiente inmediato, así como las que se consideren necesarias en caso de riesgo de carácter transmisible.

Por su parte, la Ley 14/1986, de 25 de abril, General de Sanidad, en el artículo 26, prevé la posibilidad de que las autoridades sanitarias puedan adoptar las medidas preventivas que consideren pertinentes cuando exista o se sospeche razonablemente la existencia de un riesgo inminente y extraordinario para la salud. La duración de dichas medidas se fijará para cada caso, sin perjuicio de las prórrogas sucesivas acordadas por resoluciones motivadas, y no excederá de lo que exija la situación de riesgo inminente y extraordinario que las justificó.

En el ámbito de la Comunidad Autónoma de Andalucía, la Ley 2/1998, de 15 de junio, de Salud de Andalucía, establece en el artículo 21 que las Administraciones Públicas de Andalucía, en el marco de sus respectivas competencias, establecerán y acordarán limitaciones preventivas de carácter administrativo respecto de aquellas actividades públicas y privadas que, directa o indirectamente, puedan tener consecuencias negativas para la salud. Asimismo, adoptarán cuantas limitaciones, prohibiciones, requisitos y medidas preventivas, sean exigibles en las actividades públicas y privadas que directa o indirectamente puedan suponer riesgo inminente y extraordinario para la salud. En este sentido, podrán decretar la suspensión del ejercicio de actividades, cierre de empresas o sus instalaciones, intervención de medios materiales y personales que tengan una repercusión extraordinaria y negativa para la salud de los ciudadanos, siempre que exista o se sospeche razonablemente la existencia de este riesgo. Las medidas previstas que se ordenen con carácter obligatorio, de urgencia o de necesidad, deberán adaptarse a los criterios expresados en el artículo 28 de la Ley 14/1986, de 25 de abril, y a la Ley Orgánica 3/1986, de 14 de abril. Por su parte, el artículo 62.6 de la mencionada Ley 2/1998, de 15 de junio, establece que corresponderán a la Consejería de Salud, en el marco de las competencias de la Junta de Andalucía, entre otras, la adopción de medidas preventivas de protección de la salud cuando exista o se sospeche razonablemente la existencia de un riesgo inminente y extraordinario para la salud.

Asimismo, la Ley 16/2011, de 23 de diciembre, de Salud Pública de Andalucía, establece en el artículo 71.2.c) que la Administración de la Junta de Andalucía promoverá un alto nivel de protección de la salud de la población y, con esta finalidad, establecerá las medidas cautelares necesarias cuando se observen incumplimientos de la legislación sanitaria vigente o la detección de cualquier riesgo para la salud colectiva. Por su parte, el artículo 83.3, establece que cuando se produzca un riesgo para la salud pública derivado de la situación sanitaria de una persona o grupo de personas, las autoridades sanitarias competentes para garantizar la salud pública adoptarán las medidas necesarias para limitar esos riesgos, de las previstas en la legislación, de acuerdo con lo dispuesto en la Ley Orgánica 3/1986, de 14 de abril.

En su virtud, de conformidad con lo establecido en el artículo 46.4 de la Ley 6/2006,de 24 de octubre, del Gobierno de la Comunidad Autónoma de Andalucía, y por el artículo 26.2.m) de la Ley 9/2007, de 22 de octubre, de la Administración de la Junta de Andalucía, en el marco de los artículos 21.2 y 62.6 de la Ley 2/1998, de 15 de junio, de Salud de Andalucía y 71.2.c) y 83.3 de la Ley 16/2011, de 23 de diciembre, de Salud Pública de Andalucía,

DISPONGO

Primero. 
Limitación horaria.

Segundo. 
Modificación de la Orden de 8 de noviembre de 2020, por la que se modulan los niveles de alerta 3 y 4 como consecuencia de la situación crítica epidemiológica derivada del COVID-19 en la Comunidad Autónoma de Andalucía.

Uno. Se modifica el artículo 3 de la Orden de 8 de noviembre de 2020, por la que se modulan los niveles de alerta 3 y 4 como consecuencia de la situación crítica epidemiológica derivada del COVID-19 en la Comunidad Autónoma de Andalucía, que queda redactado de la siguiente manera:

Dos. Se modifican los apartados 1 y 4 del artículo 6 de la Orden de 8 de noviembre de 2020, por la que se modulan los niveles de alerta 3 y 4 como consecuencia de la situación crítica epidemiológica derivada del COVID-19 en la Comunidad Autónoma de Andalucía, que quedan redactados de la siguiente manera:

Tercero. 
Régimen sancionador.

El incumplimiento de las medidas de prevención de la presente orden quedará sujeto al procedimiento de la actividad inspectora y al régimen sancionador establecidos en el Decreto-ley 21/2020, de 4 de agosto, por el que se establece el régimen sancionador por el incumplimiento de las medidas de prevención y contención aplicables en Andalucía ante el COVID-19.

Cuarto. 
Efectos.

1. Quedan sin efecto las medidas de prevención e higiene que se opongan a lo dispuesto en la presente orden.

2. Esta orden surtirá efectos a las 00:00 horas del día 11 de enero de 2021.

Sevilla, 8 de enero de 2021

JESÚS RAMÓN AGUIRRE MUÑOZ

Consejero de Salud y Familias