Restricción temporal de viajes no imprescindibles desde terceros países a la Unión Europea y países asociados Schengen con motivo de la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19


Orden INT/270/2020, de 21 de marzo, por la que se establecen criterios para la aplicación de una restricción temporal de viajes no imprescindibles desde terceros países a la Unión Europea y países asociados Schengen por razones de orden público y salud pública con motivo de la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19.

BOE 79/2020 de 22 de Marzo de 2020

Con el fin de limitar la expansión del contagio del COVID-19, esta norma establece una restricción temporal de viajes no imprescindibles desde terceros países a la Unión Europea y países asociados Schengen.

Así pues, desde  las 00:00 horas del 23 de marzo de 2020, y con una duración inicial de 30 días, se deniega la entrada a:

a) toda persona nacional de un tercer país, salvo que pertenezca a una de las categorías señaladas en la Orden (residentes en la Unión o espacio Schengen, que se dirijan directamente a su residencia, trabajadores transfronterizos, profesionales sanitarios o del cuidado de mayores que se dirijan a ejercer su actividad laboral, etc.)

b) a los ciudadanos de la Unión y sus familiares, excepto que estén registrados como residentes en España o se dirijan directamente a su lugar de residencia en otro Estado miembro o Estado Asociado Schengen, o que se trate de trabajadores transfronterizos o se acrediten documentalmente motivos de fuerza mayor o situación de necesidad, o motivos humanitarios.

Además, se acuerda el cierre temporal de los puestos terrestres habilitados para la entrada y la salida de España a través de las ciudades de Ceuta y Melilla.

Esta Orden no es de aplicación en la frontera terrestre con Andorra ni en el puesto de control de personas con el territorio de Gibraltar.