Modificación de las medidas preventivas en materia de sanidad mortuoria en Extremadura


Resolución de 30 de marzo de 2020, del Vicepresidente Segundo y Consejero, por la que se modifican las medidas preventivas y recomendaciones adoptadas en materia de sanidad mortuoria a consecuencia de la crisis sanitaria provocada por el COVID-19.

Vigente desde 31/03/2020 | DOE 63/2020 de 31 de Marzo de 2020

A través de la presente resolución, se modifican las medidas preventivas tomadas por la Junta de Extremadura en materia de sanidad mortuoria. Esta modificación obedece a la necesidad de adaptar las medidas ya tomadas con lo dispuesto  en  la Orden SND/298/2020.

De este modo, en materia de sanidad mortuoria se adoptan las siguientes medidas:

-  se suspende la realización de cualquier actividad de tanatopraxia y tanatoestética, la extracción de marcapasos, aparatos a pila o similares y las intervenciones por motivos religiosos que impliquen procedimientos invasivos en el cadáver, permitiendo como única técnica de conservación del cadáver su refrigeración.

- se prohíbe la celebración de velatorios en todo tipo de instalaciones, públicas o privadas, así como en los domicilios particulares.

- se aplazan las ceremonias fúnebres civiles o religiosas, hasta la finalización del estado de alarma.

- se restringe el acompañamiento del cadáver en la inhumación o incineración a un máximo de tres familiares o allegados, además, en su caso, del ministro de culto.

Esta resolución deja sin efecto lo dispuesto en la Resolución de 27 de marzo de 2020.