Medidas especiales para los centros de servicios sociales especializados ubicados en los territorios con medidas específicas de prevención y control para la contención del brote epidémico en Aragón


Orden CDS/619/2020, de 21 de julio, por la que se adoptan medidas especiales dirigidas a los centros de servicios sociales especializados ubicados en aquellos territorios que han de observar medidas específicas deprevención y control adoptadas por la autoridad sanitaria para la contención del brote epidémico.

Vigente desde 21/07/2020 | BOA 143/2020 de 21 de Julio de 2020

Por medio de esta Orden se adopta un nuevo conjunto de medidas de aplicación a los centros de servicios sociales especializados, de titularidad pública o privada, ubicados en aquellos territorios que han de observar las medidas específicas de prevención y control adoptadas por la autoridad sanitaria para la contención del brote epidémico debido al aumento de transmisibilidad de la enfermedad ubicados en las comarcas de la Litera, Cinca Medio, Bajo Cinca y Bajo Aragón-Caspe, sumándose a esta situación todos aquellos centros de servicios sociales especializados que se ubican en Zaragoza y su área de influencia (Comarca central), en el municipio de Huesca y Barbastro.

Así, se adoptan medidas comunes relacionadas con el uso de mascarillas generalizado, respeto de la distancia de seguridad, habilitación a las entidades de acción social para denegar la entrada temporal de visitantes que incumplan las medidas establecidas.

También, se recogen medidas en centros de servicios sociales especializados de naturaleza no residencial, como el cierre temporal de estancias de día en centros de servicios sociales de naturaleza residencial, hogares, clubes y centros de convivencia y de ocio.

Además, se mantiene, un régimen diferenciado para la prestación de servicios en centros de día, diferenciando entre centros que reanudaron plenamente los servicios que venían prestando con anterioridad a la declaración del estado de alarma y centros que, pudiendo, no reiniciaron la actividad o no pudieron con motivo de la adopción de medidas especiales en materia de salud pública para la contención del brote epidémico de la pandemia COVID-19.

Asimismo, se permite la continuidad de la prestación de servicios en los Centros de Atención Temprana y Centros Ocupacionales, en los términos dispuestos en la medida sexta de la Orden CDS/569/2020.

Por otra parte, se recogen medidas en centros de servicios sociales especializados de naturaleza residencial: se relacionan los accesos permitidos en los centros de servicios sociales especializados; se permiten las salidas voluntarias y temporales de personas residentes; el retorno de personas residentes con derecho a reserva de plaza y los nuevos ingresos se sujetan a lo dispuesto en las medidas 16ª y 17ª de la Orden CDS/569/2020, a excepción de las visitas; la prestación del servicio de comedor, uso de estancias comunes, actividades grupales, prestación de servicios esenciales (podología, rehabilitación, fisioterapia, terapia ocupacional) y el acompañamiento ante el proceso de morir, se debe desarrollar en los términos establecidos en la Orden CDS/569/2020, de 8 de julio; etc.

La transición en la aplicación de las medidas establecidas en la presente Orden se debe realizar automáticamente, es decir, sin necesidad de previa declaración del órgano competente en materia de servicios sociales, bastando la decisión acordada por el órgano responsable en materia de sanidad en la que se declare el ámbito territorial de aplicación.

Esta Orden produce efectos desde el 21 de julio de 2020 y permanece hasta que se acuerde el levantamiento de las medidas específicas de prevención y control adoptadas por la autoridad sanitaria para la contención del brote epidémico debido al aumento de transmisibilidad de la enfermedad, en los territorios en los que resulte de aplicación el régimen establecido en la fase II de desescalada.

Con fecha 8 de julio de 2020, se publicó en el “Boletín Oficial de Aragón”, la Orden CDS/569/2020, de 8 de julio, por la que se adoptan medidas de prevención y contención en los centros de servicios sociales especializados para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por la pandemia producida por el virus SARS-CoV-2 tras la finalización del estado de alarma (“Boletín Oficial de Aragón”, número 134, de 8 de julio de 2020).

En la medida trigésima segunda de la citada Orden se prevé prorrogar el conjunto de medidas contenidas en la Orden CDS/406/2020, de 25 de mayo, por la que se establecen nuevas medidas relativas al desconfinamiento gradual en los centros de servicios sociales especializados (“Boletín Oficial de Aragón”, número 101, de 25 de mayo de 2020). Dichas medidas han sido de aplicación a los centros de servicios sociales especializados, de titularidad pública o privada, ubicados en aquellos territorios que han de observar parcialmente el régimen establecido para la fase II del proceso de desescalada hasta en tanto se acuerde el levantamiento de la limitación acordada, en esos territorios, por el órgano competente en materia de sanidad, sin perjuicio de la aplicación general de algunas medidas previstas en la Orden CDS/569/2020, de 8 de julio.

Las medidas contenidas en la Orden CDS/406/2020, de 25 de mayo, fueron objeto de desarrollo por Resolución del Secretario General Técnico de Ciudadanía y Derechos Sociales por la que se dictan instrucciones con motivo de las medidas especiales adoptadas por la autoridad sanitaria para la contención del brote epidémico de la pandemia COVID-19 en determinados territorios para los que será de aplicación parcial el régimen establecido en la fase II de desescalada (“Boletín Oficial de Aragón”, número 141, de 17 de julio de 2020).

En consecuencia, tales medidas están siendo aplicadas en los centros de servicios sociales especializados ubicados en las comarcas de la Litera, Cinca Medio, Bajo Cinca y Bajo Aragón-Caspe, sumándose a esta situación todos aquellos centros de servicios sociales especializados que se ubican en Zaragoza y su área de influencia (Comarca central), en el municipio de Huesca y Barbastro.

Atendida la evolución de contagios detectados, su preocupante progresión, y valorando la especial vulnerabilidad de los colectivos destinatarios, es necesaria la adopción de un nuevo conjunto de medidas que serán de aplicación para los centros de servicios sociales especializados, de titularidad pública o privada, ubicados en aquellos territorios que han de observar las medidas específicas de prevención y control adoptadas por la autoridad sanitaria para la contención del brote epidémico debido al aumento de transmisibilidad de la enfermedad. Justifica la aprobación de una nueva Orden:

En primer lugar, razones de seguridad jurídica aconsejan actualizar y adaptar las medidas contenidas en la Orden CDS/406/2020, de 25 de mayo, a la luz, de la revisión permanente de los procedimientos de actuación en función de la evolución e información disponible de la infección producida por coronavirus.

En segundo lugar, el contexto actual en el que van a ser acordadas, por cuanto, la Orden CDS/406/2020, de 25 de mayo, fue aprobada en el curso de un proceso de levantamiento gradual de medidas, resultando que, en el presente, la situación aconseja una reconsideración de las medidas adoptadas ante el evidente aumento de transmisibilidad de la enfermedad en determinadas zonas para los que la autoridad sanitaria ha adoptado medidas específicas para la contención del brote epidémico de la pandemia COVID-19.

En consecuencia, cabe reiterar que las medidas acordadas en esta Orden se aplicarán por los centros de servicios sociales especializados, de titularidad pública o privada, ubicados en aquellos territorios que han de observar las medidas específicas de prevención y control adoptadas por la autoridad sanitaria para la contención del brote epidémico debido al aumento de transmisibilidad de la enfermedad. La transición en la aplicación de las medidas establecidas en la presente Orden se realizará automáticamente, es decir, sin necesidad de previa declaración del órgano competente en materia de servicios sociales, bastando la decisión acordada por el órgano responsable en materia de sanidad en la que se declare el ámbito territorial de aplicación.

Además, sin perjuicio de lo dispuesto en esta Orden, el órgano competente en materia de sanidad, mediante propuesta motivada, podrá acordar, cualesquiera, otras medidas de salud pública que considere adecuadas cuando la situación de cada centro a nivel sanitario y epidemiológico lo requiera.

La presente Orden se estructura en tres capítulos, veintiuna disposiciones y tres anexos.

El capítulo I, recoge el objeto, ámbito, finalidad y otras medidas comunes relacionadas con el uso de mascarillas generalizado, respeto de la distancia de seguridad. Se habilita a las entidades de acción social a adoptar medidas consistentes en la denegación temporal de entrada de visitantes que incumplan las medidas establecidas.

El capítulo II, recoge medidas en centros de servicios sociales especializados de naturaleza no residencial, tales como, el cierre temporal de estancias de día en centros de servicios sociales de naturaleza residencial, hogares, clubes y centros de convivencia y de ocio. No obstante, se permite la apertura de hogares, exclusivamente, para la prestación del programa de prevención de envejecimiento activo, así como para la prestación de los servicios de podología, peluquería y servicio de comida a domicilio.

Además, se mantiene, de acuerdo a lo dispuesto en la Resolución del Secretario General Técnico de Ciudadanía y Derechos Sociales, un régimen diferenciado para la prestación de servicios en centros de día. En este sentido, se diferencia entre: centros que reanudaron plenamente los servicios que venían prestando con anterioridad a la declaración del estado de alarma, si bien, con las limitaciones establecidas, y centros que, pudiendo, no reiniciaron la actividad o no pudieron con motivo de la adopción de medidas especiales en materia de salud pública para la contención del brote epidémico de la pandemia COVID-19.

Se permite la continuidad de la prestación de servicios en los Centros de Atención Temprana y Centros Ocupacionales, en los términos dispuestos en la medida sexta de la Orden CDS/569/2020, de 8 de julio.

En el capítulo III, se recogen medidas en centros de servicios sociales especializados de naturaleza residencial. En concreto, se relacionan los accesos permitidos en los centros de servicios sociales especializados; se permiten las salidas voluntarias y temporales de personas residentes, en los términos establecidos en la Orden CDS/569/2020, de 8 de julio, como contraprestación a la prohibición, salvo supuestos permitidos, de desplazamientos por vías públicas o espacios de uso público; el retorno de personas residentes con derecho a reserva de plaza y los nuevos ingresos se sujetarán a lo dispuesto en las medidas Decimosexta y decimoséptima de la Orden CDS/569/2020, de 8 de julio, a excepción de las visitas; la prestación del servicio de comedor, uso de estancias comunes, actividades grupales, prestación de servicios esenciales (podología, rehabilitación, fisioterapia, terapia ocupacional) y el acompañamiento ante el proceso de morir, se desarrollará en los términos establecidos en la Orden CDS/569/2020, de 8 de julio; se permite la prestación del servicio de peluquería y visitas a residencias siempre que no hubieran presentado casos confirmados con infección activa o, en su caso, cuando la situación del centro a nivel sanitario y epidemiológico se hubiera resuelto; solo están permitidos los desplazamientos en espacios abiertos privados o de uso privativo, en consecuencia, se prohíbe temporalmente los desplazamientos o paseos de los residentes por las vías públicas o espacios de uso público, salvo en los supuestos contemplados.

Finalmente, la orden recoge la modificación de la medida Trigésima segunda de la Orden CDS/569/2020, de 8 de julio; efectos; vigencia, régimen de recursos y tres anexos: anexo I. Solicitud para la salida voluntaria y temporal de personas residentes en centros de servicios sociales especializados de naturaleza residencial; anexo II. Declaración responsable del cumplimiento de requisitos materiales y personales para el ingreso de nuevas personas usuarias en los centros de servicios sociales especializados de carácter residencial; anexo III. Acompañamiento ante el proceso de morir.

Por todo ello, al amparo de la disposición undécima de la Orden SAN/474/2020, de 19 de junio y habiéndose recabado informe al órgano competente en materia de salud pública, en el ejercicio de las competencias atribuidas en materia de servicios sociales, según el artículo 71.34.ª del Estatuto de Autonomía de Aragón, en relación con el artículo 10 de la Ley 2/2009, de 11 de mayo, del Presidente y del Gobierno de Aragón, en el artículo 46 de la Ley 5/2009, de 30 de junio, de Servicios Sociales de Aragón y el artículo 2 del Decreto 24/2020, de 26 de febrero, del Gobierno de Aragón, de estructura orgánica del Departamento de Ciudadanía y Derechos Sociales, dispongo:

Con fecha 8 de julio de 2020, se publicó en el “Boletín Oficial de Aragón”, la Orden CDS/569/2020, de 8 de julio, por la que se adoptan medidas de prevención y contención en los centros de servicios sociales especializados para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por la pandemia producida por el virus SARS-CoV-2 tras la finalización del estado de alarma (“Boletín Oficial de Aragón”, número 134, de 8 de julio de 2020).

En la medida trigésima segunda de la citada Orden se prevé prorrogar el conjunto de medidas contenidas en la Orden CDS/406/2020, de 25 de mayo, por la que se establecen nuevas medidas relativas al desconfinamiento gradual en los centros de servicios sociales especializados (“Boletín Oficial de Aragón”, número 101, de 25 de mayo de 2020). Dichas medidas han sido de aplicación a los centros de servicios sociales especializados, de titularidad pública o privada, ubicados en aquellos territorios que han de observar parcialmente el régimen establecido para la fase II del proceso de desescalada hasta en tanto se acuerde el levantamiento de la limitación acordada, en esos territorios, por el órgano competente en materia de sanidad, sin perjuicio de la aplicación general de algunas medidas previstas en la Orden CDS/569/2020, de 8 de julio.

Las medidas contenidas en la Orden CDS/406/2020, de 25 de mayo, fueron objeto de desarrollo por Resolución del Secretario General Técnico de Ciudadanía y Derechos Sociales por la que se dictan instrucciones con motivo de las medidas especiales adoptadas por la autoridad sanitaria para la contención del brote epidémico de la pandemia COVID-19 en determinados territorios para los que será de aplicación parcial el régimen establecido en la fase II de desescalada (“Boletín Oficial de Aragón”, número 141, de 17 de julio de 2020).

En consecuencia, tales medidas están siendo aplicadas en los centros de servicios sociales especializados ubicados en las comarcas de la Litera, Cinca Medio, Bajo Cinca y Bajo Aragón-Caspe, sumándose a esta situación todos aquellos centros de servicios sociales especializados que se ubican en Zaragoza y su área de influencia (Comarca central), en el municipio de Huesca y Barbastro.

Atendida la evolución de contagios detectados, su preocupante progresión, y valorando la especial vulnerabilidad de los colectivos destinatarios, es necesaria la adopción de un nuevo conjunto de medidas que serán de aplicación para los centros de servicios sociales especializados, de titularidad pública o privada, ubicados en aquellos territorios que han de observar las medidas específicas de prevención y control adoptadas por la autoridad sanitaria para la contención del brote epidémico debido al aumento de transmisibilidad de la enfermedad. Justifica la aprobación de una nueva Orden:

En primer lugar, razones de seguridad jurídica aconsejan actualizar y adaptar las medidas contenidas en la Orden CDS/406/2020, de 25 de mayo, a la luz, de la revisión permanente de los procedimientos de actuación en función de la evolución e información disponible de la infección producida por coronavirus.

En segundo lugar, el contexto actual en el que van a ser acordadas, por cuanto, la Orden CDS/406/2020, de 25 de mayo, fue aprobada en el curso de un proceso de levantamiento gradual de medidas, resultando que, en el presente, la situación aconseja una reconsideración de las medidas adoptadas ante el evidente aumento de transmisibilidad de la enfermedad en determinadas zonas para los que la autoridad sanitaria ha adoptado medidas específicas para la contención del brote epidémico de la pandemia COVID-19.

En consecuencia, cabe reiterar que las medidas acordadas en esta Orden se aplicarán por los centros de servicios sociales especializados, de titularidad pública o privada, ubicados en aquellos territorios que han de observar las medidas específicas de prevención y control adoptadas por la autoridad sanitaria para la contención del brote epidémico debido al aumento de transmisibilidad de la enfermedad. La transición en la aplicación de las medidas establecidas en la presente Orden se realizará automáticamente, es decir, sin necesidad de previa declaración del órgano competente en materia de servicios sociales, bastando la decisión acordada por el órgano responsable en materia de sanidad en la que se declare el ámbito territorial de aplicación.

Además, sin perjuicio de lo dispuesto en esta Orden, el órgano competente en materia de sanidad, mediante propuesta motivada, podrá acordar, cualesquiera, otras medidas de salud pública que considere adecuadas cuando la situación de cada centro a nivel sanitario y epidemiológico lo requiera.

La presente Orden se estructura en tres capítulos, veintiuna disposiciones y tres anexos.

El capítulo I, recoge el objeto, ámbito, finalidad y otras medidas comunes relacionadas con el uso de mascarillas generalizado, respeto de la distancia de seguridad. Se habilita a las entidades de acción social a adoptar medidas consistentes en la denegación temporal de entrada de visitantes que incumplan las medidas establecidas.

El capítulo II, recoge medidas en centros de servicios sociales especializados de naturaleza no residencial, tales como, el cierre temporal de estancias de día en centros de servicios sociales de naturaleza residencial, hogares, clubes y centros de convivencia y de ocio. No obstante, se permite la apertura de hogares, exclusivamente, para la prestación del programa de prevención de envejecimiento activo, así como para la prestación de los servicios de podología, peluquería y servicio de comida a domicilio.

Además, se mantiene, de acuerdo a lo dispuesto en la Resolución del Secretario General Técnico de Ciudadanía y Derechos Sociales, un régimen diferenciado para la prestación de servicios en centros de día. En este sentido, se diferencia entre: centros que reanudaron plenamente los servicios que venían prestando con anterioridad a la declaración del estado de alarma, si bien, con las limitaciones establecidas, y centros que, pudiendo, no reiniciaron la actividad o no pudieron con motivo de la adopción de medidas especiales en materia de salud pública para la contención del brote epidémico de la pandemia COVID-19.

Se permite la continuidad de la prestación de servicios en los Centros de Atención Temprana y Centros Ocupacionales, en los términos dispuestos en la medida sexta de la Orden CDS/569/2020, de 8 de julio.

En el capítulo III, se recogen medidas en centros de servicios sociales especializados de naturaleza residencial. En concreto, se relacionan los accesos permitidos en los centros de servicios sociales especializados; se permiten las salidas voluntarias y temporales de personas residentes, en los términos establecidos en la Orden CDS/569/2020, de 8 de julio, como contraprestación a la prohibición, salvo supuestos permitidos, de desplazamientos por vías públicas o espacios de uso público; el retorno de personas residentes con derecho a reserva de plaza y los nuevos ingresos se sujetarán a lo dispuesto en las medidas Decimosexta y decimoséptima de la Orden CDS/569/2020, de 8 de julio, a excepción de las visitas; la prestación del servicio de comedor, uso de estancias comunes, actividades grupales, prestación de servicios esenciales (podología, rehabilitación, fisioterapia, terapia ocupacional) y el acompañamiento ante el proceso de morir, se desarrollará en los términos establecidos en la Orden CDS/569/2020, de 8 de julio; se permite la prestación del servicio de peluquería y visitas a residencias siempre que no hubieran presentado casos confirmados con infección activa o, en su caso, cuando la situación del centro a nivel sanitario y epidemiológico se hubiera resuelto; solo están permitidos los desplazamientos en espacios abiertos privados o de uso privativo, en consecuencia, se prohíbe temporalmente los desplazamientos o paseos de los residentes por las vías públicas o espacios de uso público, salvo en los supuestos contemplados.

Finalmente, la orden recoge la modificación de la medida Trigésima segunda de la Orden CDS/569/2020, de 8 de julio; efectos; vigencia, régimen de recursos y tres anexos: anexo I. Solicitud para la salida voluntaria y temporal de personas residentes en centros de servicios sociales especializados de naturaleza residencial; anexo II. Declaración responsable del cumplimiento de requisitos materiales y personales para el ingreso de nuevas personas usuarias en los centros de servicios sociales especializados de carácter residencial; anexo III. Acompañamiento ante el proceso de morir.

Por todo ello, al amparo de la disposición undécima de la Orden SAN/474/2020, de 19 de junio y habiéndose recabado informe al órgano competente en materia de salud pública, en el ejercicio de las competencias atribuidas en materia de servicios sociales, según el artículo 71.34.ª del Estatuto de Autonomía de Aragón, en relación con el artículo 10 de la Ley 2/2009, de 11 de mayo, del Presidente y del Gobierno de Aragón, en el artículo 46 de la Ley 5/2009, de 30 de junio, de Servicios Sociales de Aragón y el artículo 2 del Decreto 24/2020, de 26 de febrero, del Gobierno de Aragón, de estructura orgánica del Departamento de Ciudadanía y Derechos Sociales, dispongo:

CAPÍTULO I. 
Objeto, ámbito, finalidad y otras medidas comunes

Primera. 
Objeto, ámbito y finalidad.

1. La presente Orden tiene por objeto la adopción de un conjunto de medidas especiales que serán de aplicación a los centros de servicios sociales especializados, de titularidad pública o privada, ubicados en aquellos territorios que han de observar las medidas específicas de prevención y control adoptadas por la autoridad sanitaria para la contención del brote epidémico debido al aumento de transmisibilidad de la enfermedad. La transición en la aplicación de las medidas establecidas en esta Orden se realizará automáticamente, es decir, sin necesidad de previa declaración del órgano competente en materia de servicios sociales, bastando la decisión acordada por el órgano responsable en materia de sanidad en la que se declare el ámbito territorial de aplicación. En consecuencia, hasta en tanto sea acordado el levantamiento de la limitación establecida por el órgano responsable en materia de sanidad, para estos centros, queda en suspenso la aplicación de la Orden CDS/569/2020, de 8 de julio, en su totalidad, a excepción de las medidas de aplicación general y de las salvedades previstas en la presente Orden.

2. Las medidas que se recogen son las siguientes:

Segunda. 
Uso de mascarillas por las personas usuarias y respeto de la distancia de seguridad.

1. Las personas usuarias deberán ir provistas de mascarillas, cubriendo tabique nasal hasta el mentón, cuando exista una confluencia de personas, y aun cuando se garantice la distancia mínima de seguridad establecida, en dos metros.

2. Esta obligación no será exigible para las personas que presenten algún tipo de enfermedad o dificultad respiratoria que pueda verse agravada por el uso de la mascarilla o que, por su situación de discapacidad o dependencia, no dispongan de autonomía para quitarse la mascarilla, o bien presenten alteraciones de conducta que hagan inviable su utilización.

3. En los centros de servicios sociales especializados ha de cumplirse con la distancia de seguridad interpersonal mínima de dos metros.

Tercera. 
Protocolos de desarrollo y otras medidas preventivas y de control adoptadas por la autoridad sanitaria.

1. Las entidades de acción social están obligadas a elaborar protocolos en desarrollo de las medidas acordadas por las autoridades competentes atendiendo a las características del centro, al número de profesionales y a la situación de las personas usuarias. Además, se les habilita para la adopción de medidas consistentes en la denegación temporal de entrada de visitantes que incumplan las medidas establecidas. La adopción, de esta medida de suspensión temporal, ha de estar debidamente motivada y ha de ser comunicada a las personas que no hubieran observado las medidas preventivas y de higiene.

2. El órgano competente en materia de sanidad, mediante propuesta motivada, podrá acordar, cualquier otra medida de salud pública que considere adecuada cuando la situación de cada centro a nivel sanitario y epidemiológico lo requiera.

CAPÍTULO II. 
Medidas en centros de servicios sociales especializados de naturaleza no residencial

Cuarta. 
Cierre temporal de estancias de día en centros de servicios sociales especializados de naturaleza residencial, hogares, clubes y centros de convivencia y de ocio.

1. Se ordena de manera preventiva y provisional el cierre de estancias de día en centros de servicios sociales especializados de naturaleza residencial, hogares, clubes y centros de convivencia y de ocio.

2. El cierre deberá efectuarse en el plazo máximo de tres días naturales a contar a partir del día siguiente a la publicación de la presente Orden en el “Boletín Oficial de Aragón”.

3. Excepcionalmente, solo se permitirá la apertura de hogares para la prestación del programa de prevención de envejecimiento activo y para la prestación de los servicios de podología, peluquería y servicio de comida a domicilio. La prestación de estos servicios se concertará mediante cita previa y ajustando los horarios, de tal manera que, entre cada servicio, medie un intervalo de tiempo suficiente para evitar la coincidencia a la entrada y salida de personas usuarias y, en su caso, acompañantes. Con carácter general, debe extremarse el cumplimiento de las medidas de prevención e higiene y en especial, el uso adecuado y generalizado de mascarillas, higiene de manos, ventilación, utilización de material desechable, limpieza y desinfección de los materiales, objetos y espacios utilizados, con especial atención a las zonas de tránsito y las superficies de contacto, antes y durante el desarrollo de la actividad.

Quinta. 
Régimen de apertura diferenciado de Centros de Día.

1. Se permite la continuidad de la prestación de servicios en los Centros de Día que hubieran reiniciado la actividad plenamente (servicio de estancias diurnas, prestación de servicios esenciales –podología, rehabilitación, fisioterapia, terapia ocupacional y otros-, servicio de comedor), al amparo de la medida segunda de la Orden CDS/473//2020, de 19 de junio, posteriormente, refundida en la medida quinta de la Orden CDS/569/2020, de 8 de julio. A tal efecto, han de cumplir los requisitos mínimos establecidos en la medida quinta de la Orden CDS/569/2020, de 8 de julio.

2. Los Centros de Día ubicados en la Comarca central, en el municipio de Huesca y Barbastro, que no hubieran iniciado la actividad o, en su caso, únicamente hayan venido prestando tratamientos consistentes en la prestación de servicios de rehabilitación, fisioterapia o terapia ocupacional, de acuerdo a lo dispuesto en la medida decimocuarta de la Orden CDS/406/2020, de 25 de mayo, así como los centros de día ubicados en las Comarcas de La Litera, Cinca Medio, Bajo Cinca y Bajo Aragón-Caspe, podrán prestar, exclusivamente, los servicios de rehabilitación, fisioterapia o terapia ocupacional cumpliendo los siguientes requisitos:

Sexta. 
Centros de Atención Temprana y Centros Ocupacionales.

Se permite la continuidad de la prestación de servicios en los Centros de Atención Temprana y Centros Ocupacionales, en los términos dispuestos en la medida sexta de la Orden CDS/569/2020, de 8 de julio.

CAPÍTULO III. 
Medidas en centros de servicios sociales especializados de naturaleza residencial

Séptima. 
Acceso en los centros de servicios sociales especializados de naturaleza residencial.

Se restringe el acceso de personas en los centros de servicios sociales especializados, salvo en los supuestos que a continuación se relacionan:

1. Prestación de servicios a personas usuarias en el centro, en los términos previstos en las medidas decimocuarta y decimoquinta de la presente Orden.

2. Visitas de familiares o personas allegadas en los términos previstos en la medida decimosexta de la presente Orden.

3. Acompañamiento ante el proceso de morir, en los términos previstos en la medida decimoséptima de la presente Orden.

4. Vigilancia, inspección y control del cumplimiento de la normativa sectorial y de las medidas establecidas por las autoridades competentes. Se extremarán las medidas de higiene y preventivas a la entrada y a la salida, además de la limpieza y desinfección de superficies de contacto una vez efectuada la visita.

5. Abastecimiento de bienes. Se deberán habilitar accesos independientes o circuitos seguros con el objeto de minimizar las entradas y salidas a zonas comunes o estancias de las personas usuarias, además de extremar las medidas de higiene y preventivas a la entrada y a la salida y la limpieza y desinfección de superficies una vez efectuado el suministro.

6. Revisiones o ejecución de reparaciones de naturaleza urgente.

Se evitará cualquier contacto con trabajadores y personas usuarias. Se extremarán las medidas de higiene y preventivas a la entrada y a la salida, además de la limpieza y desinfección de superficies de contacto. Además, en cualquiera de los supuestos permitidos:

Octava. 
Salida voluntaria y temporal de personas residentes.

1. Se permite la salida voluntaria y temporal de personas residentes, en los términos establecidos en la medida Decimoquinta de la Orden CDS/569/2020, de 8 de julio.

2. Se incorpora a la presente Orden, en el anexo I, solicitud para la salida voluntaria y temporal de personas residentes en centros de servicios sociales especializados de naturaleza residencial.

Novena. 
Retorno de personas residentes con derecho a reserva de plaza.

1. El retorno de personas residentes con derecho a reserva de plaza ha de realizarse en los términos establecidos en la medida Decimosexta de la Orden CDS/569/2020, de 8 de julio.

2. Se suspende la habilitación de visitas a residentes que deban hallarse en aislamiento preventivo con motivo de su retorno a residencia, si bien, ha de garantizarse una información diaria y la puesta a disposición de medios adecuados que permitan, también, la comunicación diaria entre las personas residentes y sus familiares, o en su caso, personas allegadas. A tal efecto, no se requiere someter a aislamiento preventivo ni a otras medidas excepcionales, aquellos casos, en los que se identifique mediante prueba serológica de alto rendimiento que la infección está resuelta.

Décima. 
Nuevos ingresos.

1. Los nuevos ingresos de las personas han de sujetarse a lo establecido en la medida Decimoséptima de la Orden CDS/569/2020, de 8 de julio.

2. Se suspende la habilitación de visitas a residentes que deban hallarse en aislamiento preventivo con motivo de su ingreso, si bien, ha de garantizarse una información diaria y la puesta a disposición de medios adecuados que permitan, también, la comunicación diaria entre las personas residentes y sus familiares, o en su caso, personas allegadas. A tal efecto, no se requiere someter a aislamiento preventivo ni a otras medidas excepcionales, aquellos casos, en los que se identifique mediante prueba serológica de alto rendimiento que la infección está resuelta.

3. Las declaraciones responsables del cumplimiento de requisitos materiales y personales para el ingreso de nuevas personas usuarias en los centros de servicios sociales especializados de carácter residencial que figura en el anexo II de la presente Orden se presentarán al correo corporativo inspeccioncsociales@aragon.es.

Undécima. 
Prestación del servicio de comedor.

La prestación del servicio de comedor ha de garantizarse, de acuerdo a lo dispuesto en la medida Decimoctava de la Orden CDS/569/2020, de 8 de julio.

Duodécima. 
Uso de estancias comunes.

La prestación del uso de estancias comunes ha de garantizarse, de acuerdo a lo dispuesto en la medida Decimonovena de la Orden CDS/569/2020, de 8 de julio.

Decimotercera. 
Actividades grupales.

La realización de actividades grupales ha de garantizarse, de acuerdo a lo dispuesto en la medida Vigésima de la Orden CDS/569/2020, de 8 de julio.

Decimocuarta. 
Prestación de servicios esenciales (podología, rehabilitación, fisioterapia, terapia ocupacional y otros).

La prestación de servicios esenciales (podología, rehabilitación, fisioterapia, terapia ocupacional y otros) ha de garantizarse, de acuerdo a lo dispuesto en la medida vigésima primera de la Orden CDS/569/2020, de 8 de julio.

Decimoquinta. 
Prestación del servicio de peluquería.

1. Las entidades de acción social titulares o gestoras de centros de servicios sociales especializados podrán permitir la entrada de un profesional de peluquería en los centros de servicios sociales especializados de naturaleza residencial.

2. El servicio de peluquería se prestará, exclusivamente, en aquellos centros que no hubieran presentado casos confirmados con infección activa o, en su caso, cuando la situación del centro a nivel sanitario y epidemiológico se haya resuelto, es decir, una vez transcurrido el plazo de 28 días, a contar desde la aparición del último caso confirmado por coronavirus. 3. Los requisitos mínimos que han de cumplirse para la prestación del servicio de peluquería son los siguientes:

Decimosexta. 
Visitas a las personas residentes.

1. Se permiten las visitas en los centros de servicios sociales especializados de carácter residencial, que no presenten casos confirmados con infección activa, y siempre y cuando se respeten los requisitos mínimos para evitar el contagio. En consecuencia, se exceptúan de esta habilitación las residencias cuya situación a nivel sanitario y epidemiológico no se haya resuelto, es decir, cuando no hubiera transcurrido el plazo de 28 días, a contar desde la aparición del último caso confirmado por coronavirus. En estos casos, especialmente, ha de garantizarse una información diaria y la puesta a disposición de medios adecuados que permitan, también, la comunicación diaria entre las personas residentes y sus familiares, o en su caso, personas allegadas.

2. Deberá extremarse el cumplimiento de las medidas de prevención e higiene frente al COVID-19 indicadas por las autoridades sanitarias, antes y durante el desarrollo de las visitas y, en especial, uso de mascarillas e higiene de manos. Además, deberán cumplirse los siguientes requisitos mínimos:

Decimoséptima. 
Acompañamiento ante el proceso de morir.

1. El acompañamiento ante el proceso de morir ha de garantizarse, en los términos establecidos en la medida Vigésima cuarta de la Orden CDS/569/2020, de 8 de julio.

2. Se incorpora a la presente Orden en el anexo III el documento de consentimiento informado y compromiso del cumplimiento de medidas que ha de ser suscrito por familiares y personal laboral de la residencia.

Decimoctava. 
Desplazamientos permitidos.

1. Las personas residentes que no se hallen en aislamiento pueden salir a espacios abiertos privados de disponer la residencia o a espacios de uso privativo, siempre y cuando se respeten los siguientes requisitos mínimos para evitar el contagio:

2. Se prohíbe temporalmente los desplazamientos o paseos por las vías públicas o espacios de uso público de los residentes, salvo en los siguientes supuestos:

Decimonovena. 
Modificación de la Orden CDS/569/2020, de 8 de julio, por la que se adoptan medidas de prevención y contención en los centros de servicios sociales especializados para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por la pandemia producida por el virus SARS-CoV-2 tras la finalización del estado de alarma.

Se modifica la Orden CDS/569/2020, de 8 de julio, por la que se adoptan medidas de prevención y contención en los centros de servicios sociales especializados para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por la pandemia producida por el virus SARS-CoV-2 tras la finalización del estado de alarma, que queda redactada como sigue:

Uno. Se modifica la medida Trigésima segunda, que queda redactada en los siguientes términos:

Vigésima. 
Efectos y vigencia.

1. La presente Orden produce efectos desde el mismo día de su publicación en el “Boletín Oficial de Aragón” y será de aplicación, hasta en tanto, se acuerde el levantamiento de las medidas específicas de prevención y control adoptadas por la autoridad sanitaria para la contención del brote epidémico debido al aumento de transmisibilidad de la enfermedad, en los territorios en los que resulte de aplicación el régimen establecido en la fase II de desescalada. Para el resto de centros de servicios sociales especializados que no se ubiquen en tales territorios será de aplicación lo dispuesto en la Orden CDS/569/2020, de 8 de julio. 2. Esta Orden deja sin efecto las medidas adoptadas en la Orden CDS/406/2020, de 25 de mayo y en la Resolución del Secretario General Técnico de Ciudadanía y Derechos Sociales, de fecha 16 de julio de 2020 (“Boletín Oficial de Aragón”, número 141, de 17 de julio de 2020).

Vigésima primera. 
Régimen de recursos.

Contra la presente Orden, que pone fin a la vía administrativa, se podrá interponer recurso contencioso-administrativo en el plazo de dos meses a partir del día siguiente al de su publicación en la Sala de lo Contencioso-administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Aragón, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 10 de la Ley 29/1998, de 13 de julio, reguladora de la Jurisdicción Contencioso-administrativa.

Zaragoza, 21 de julio de 2020.

La Consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales, M.ª VICTORIA BROTO COSCULLUELA