COVID-19. Reducción de aforos y suspensión de actividades para actualizar el nivel 3 de alerta en Cantabria


La Comunidad Autónoma de Cantabria, mediante esta resolución, complementa y refuerza las medidas preventivas para hacer frente a la COVID-19 correspondientes al nivel de alerta 3,  adoptadas por Resolución de 18 de junio de 2020 (EDL 2020/ 17017) y sus posteriores actualizaciones:

- CIERRE DE HOSTELERÍA Y RESTAURACIÓN durante 14 días naturales, excepto:

a) Servicios de entrega a domicilio o de recogida.

b) Restaurantes de alojamientos turísticos, con 1/3 como máximo de su aforo y únicamente para uso de sus clientes.

c) Servicios de restauración de centros y servicios sanitarios, sociosanitarios y sociales y los servicios de comedor de carácter social, con 1/3 como máximo de su aforo.

d) Servicios de restauración de centros de formación y los de los centros de trabajo, además de los que se encuentran en gasolineras o centros de carga o descarga, todos siempre que no superen 1/3 de su aforo.

- CIERRE DE CASINOS, SALONES DE JUEGO Y OTROS ESTABLECIMIENTOS DE JUEGOS DE AZAR Y APUESTAS durante 14 días naturales.

- AFOROS Y SUSPENSIÓN DE ACTIVIDADES:

a) Se permite asistir al centro de trabajo únicamente para reuniones o actividades estrictamente necesarias, y si en el caso de que el trabajo presencial no se pueda obviar, ser deben configurar turnos escalonados.

b) Se reduce la asistencia permitida en velatorios y entierros, así como a las celebraciones de ceremonias nupciales.

c) Se reduce el aforo del 50% a un tercio, para los establecimientos y locales comerciales minoristas y de actividades de servicios profesionales, para los mercadillos, los parques y los centros comerciales, las zonas comunes de los hoteles y otros alojamientos turísticos.

d) Se reduce el aforo de las bibliotecas, de cines, teatros y otros espectáculos, así como de las visitas a museos y monumentos, del 75% al 50%, también en las atracciones de feria.

e) Se reduce el aforo máximo en las instalaciones y centros deportivos, de un 50% a un tercio.

f) Se prohíbe la práctica de cualquier tipo de actividad deportiva de ámbito autonómico en espacios cerrados.

g) Se reduce la asistencia de público a entrenamientos, competiciones o eventos que se celebren en instalaciones deportivas, de un 50% a un tercio del máximo permitido.

h) El aforo máximo para las piscinas se reduce del 75% al 50% en las exteriores, y de un tercio para las cerradas.

i) Solo se permite la realización de actividades formativas en congresos, encuentros, conferencias, seminarios y eventos asimilados de forma telemática.

j) Se reduce de un 50% a un tercio el aforo en academias, las autoescuelas y las entidades de formación para el empleo.

k) Se suspende la actividad en los hogares de jubilados, así como de los centros socio-sanitarios que no tengan carácter residencial, salvo por causa justificada.

l) La estancia en las playas debe limitarse al paseo y a la práctica del deporte.

m) Se reduce el aforo máximo de las estaciones de autobús ubicadas en interiores de edificaciones y todas las de transporte por cable del 60% a un tercio.

El artículo 2 del Decreto 2/2020, de 18 de junio, del Presidente de la Comunidad Autónoma de Cantabria, se remite a la aplicación del Real Decreto-ley 21/2020, de 9 de junio, de medidas urgentes de prevención, contención y coordinación para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, así como a las medidas que se adopten por el Consejero de Sanidad, como autoridad sanitaria de acuerdo con lo establecido en el artículo 59.a) de la Ley 7/2002, de 10 de diciembre, de Ordenación Sanitaria de Cantabria, o cualesquiera otras que resulten de aplicación durante este periodo.

Las citadas medidas fueron adoptadas mediante Resolución de la Consejería de Sanidad de 18 de junio de 2020 (Boletín Oficial de Cantabria extraordinario nº 50, de 18 de junio de 2020; corrección de errores en el Boletín Oficial de Cantabria extraordinario nº 53 de 29 de junio de 2020), resultando modificadas mediante Resolución de la Consejería de Sanidad de 15 de julio de 2020 (Boletín Oficial de Cantabria extraordinario nº 57, de 15 de julio de 2020), Resolución de la Consejería de Sanidad de 24 de julio de 2020 (Boletín Oficial de Cantabria extraordinario nº 59, de 24 de julio); Resolución de la Consejería de Sanidad de 15 de agosto de 2020 (Boletín Oficial de Cantabria extraordinario nº 64, de 15 de agosto de 2020); Resolución de la Consejería de Sanidad de 7 de septiembre de 2020 (BOC extraordinario nº 70, de 7 de septiembre de 2020); Resolución de la Consejería de Sanidad de 2 de octubre de 2020 (BOC extraordinario nº 84, de 2 de octubre de 2020); Resolución de la Consejería de Sanidad de 16 de octubre de 2020 (BOC extraordinario nº 87 de 16 de octubre de 2020), Resolución de la Consejería de Sanidad de 23 de octubre de 2020 (BOC extraordinario nº 89, de 23 de octubre de 2020); corrección de errores en el Boletín Oficial de Cantabria, extraordinario nº 92 de 27 de octubre de 2020 y Resolución de la Consejería de Sanidad de 28 de octubre de 2020 (BOC extraordinario nº 93, de 29 de octubre de 2020).

A través de la presente Resolución se introducen determinadas medidas en aplicación del "Documento de Actuaciones de respuesta coordinada para el control de la transmisión de COVID-19", elaborado por la Ponencia de Alertas y Planes de Preparación y Respuesta, aprobado por la Comisión de Salud Pública del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud y acordado por el Pleno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud con fecha de 22 de octubre de 2020. Dicho documento establece diferentes niveles de alerta (niveles 1, 2 y 3) en función de la concurrencia de diversos indicadores para la valoración del riesgo.

En este sentido, el propio Documento tiene carácter flexible ya que como expresamente se contempla en el mismo los niveles de alerta resultan "adaptables según la situación y el contexto de cada territorio. Estas actuaciones pretenden garantizar una coordinación suficiente entre territorios sin que obste, en ningún caso a las Comunidades Autónomas a tomar las medidas complementarias que consideren adecuadas". De igual manera, el Documento indica que "además de los indicadores planteados, se hará una valoración individualizada de la situación del territorio evaluado y se tendrán en cuenta otros posibles indicadores, incluidos los cualitativos y los referentes a equidad en salud y vulnerabilidad social. Para determinar el nivel de riesgo de un territorio los indicadores deben interpretarse siempre de forma dinámica y tanto la tendencia como la velocidad de cambio deben tener un peso específico en esta valoración".

La Comunidad Autónoma de Cantabria se encontraría actualmente en el nivel de alerta 3. Es por ello que la presente modificación adapta las medidas hasta ahora existentes a los mínimos contemplados en el nivel de alerta 3, manteniéndose las medidas adaptadas a dicho nivel mientras la Comunidad Autónoma permanezca en el mismo. En este sentido, debe tenerse en cuenta que determinadas medidas correspondientes al nivel 3 de alerta ya se encuentran adoptadas en el ámbito de la Comunidad Autónoma de Cantabria. Es el caso de la limitación de la permanencia de grupos de personas en espacios públicos y privados a un máximo de 6 personas, excepto convivientes, establecida por Decreto 3/2020, de 26 de octubre, del presidente de la Comunidad Autónoma, o las medidas relacionadas con zonas exteriores de establecimientos de restauración y hostelería y con determinados eventos y actividades deportivas, introducidas por la Resolución por la que se aprueba la séptima modificación de la Resolución de 18 de junio de 2020 por la que se establecen las medidas sanitarias aplicables en la Comunidad Autónoma de Cantabria durante el período de nueva normalidad.

En este sentido señala el Informe de evaluación de riesgo y propuesta de medidas ante la situación epidemiológica a fecha 4 de noviembre de 2020 de la Dirección General de Salud Pública que "observándose una evolución negativa de la situación epidemiológica, a pesar de las medidas contenidas en el BOC Extraordinario del 23 de octubre de 2020 y en la declaración de estado de alarma contenida en el Real Decreto 926/2020 de 25 de octubre, y dado el nivel de alerta existente, esperando que el crecimiento de los indicadores de la presión asistencial se prolongue las próximas semanas aun cuando se desaceleren los indicadores de la evolución epidemiológica, y estando ya vigente algunas de las medidas asociadas al nivel 3 (BOC 23 de octubre), se considera necesario proponer el resto de acciones de dicho nivel 3 e intervenciones que refuercen y complementen las mismas."

Una de las medidas específicas que recoge la modificación es el cierre de zonas interiores de los establecimientos de hostelería y restauración y el cierre de los casinos, establecimientos de juegos colectivos de dinero y de azar, salones de juego, salones recreativos, rifas y tómbolas, locales específicos de apuestas y otros locales e instalaciones asimilables a los de actividad recreativa de juegos y apuestas. En este sentido en Informe complementario al informe de evaluación de riesgo y propuesta de medidas ante la situación epidemiológica a fecha 4 de noviembre de 2020, señala la Dirección de Salud Pública que dicha medida, frente a la adopción de la medida de reducción de aforos al mínimo posible, se toma en función de la actual situación epidemiológica, así como de los riesgos que se han podido determinar para la transmisión de COVID19 en estos ámbitos, señalando expresamente que "con fecha 23 de octubre de 2020, se dictó resolución del Consejero de Sanidad en la que se reducían los aforos interiores de los locales de establecimientos de hostelería y juego al 50%. Las medidas destinadas a limitar el contacto social suelen empezar a mostrar efecto a los 8 días de su instauración, ya que el tiempo medio de incubación del COVID19 es de 6 días. Sin embargo, a fecha 5 de noviembre estas medidas no sólo no han mostrado el efecto esperado, sino que la situación ha empeorado y, por ello, se propone la necesidad de recurrir a la propuesta de cierre de los espacios interiores de bares, cafeterías, restaurantes, salas de juego y similares. Asimismo, es preciso, no solo que se dicten medidas mediante resoluciones, sino que estas se cumplan en la práctica para que las actividades que puedan generar un mayor riesgo de transmisión comunitaria de la enfermedad, se realicen en condiciones de seguridad, que permitan evitar los riesgos de contagio y transmisión. Sin embargo, el cumplimiento de las medidas de reducción de aforo se ha constatado como insuficiente en las labores de inspección y control que realiza el Servicio de Seguridad Alimentaria." Señala asimismo que "como ya se ponía de manifiesto en el informe del 4 de noviembre, la importancia de poner en marcha medidas drásticas y rápidas es clara. Evitar el colapso sanitario que conlleva un aumento de la mortalidad por todas las causas." Finaliza el Informe complementario estableciendo una duración de 14 días naturales para las medidas de cierre, prorrogables en función de la evolución de los indicadores epidemiológicos.

En su virtud, dadas las razones de urgencia, vistos el artículo 25.3 del Estatuto de Autonomía para Cantabria, el artículo 26.1 de la Ley 14/1986, de 25 de abril, General de Sanidad, el artículo 3 de la Ley Orgánica 3/1986, de 14 de abril, de Medidas Especiales en materia de Salud Pública, el artículo 54 de la Ley 33/2011, de 4 de octubre, General de Salud Pública, a propuesta de la Dirección General de Salud Pública, y de conformidad con el artículo 59.a) de la Ley de Cantabria 7/2002, de 10 de diciembre, de Ordenación Sanitaria de Cantabria, a propuesta de la Dirección General de Salud Pública

RESUELVO

El artículo 2 del Decreto 2/2020, de 18 de junio, del Presidente de la Comunidad Autónoma de Cantabria, se remite a la aplicación del Real Decreto-ley 21/2020, de 9 de junio, de medidas urgentes de prevención, contención y coordinación para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, así como a las medidas que se adopten por el Consejero de Sanidad, como autoridad sanitaria de acuerdo con lo establecido en el artículo 59.a) de la Ley 7/2002, de 10 de diciembre, de Ordenación Sanitaria de Cantabria, o cualesquiera otras que resulten de aplicación durante este periodo.

Las citadas medidas fueron adoptadas mediante Resolución de la Consejería de Sanidad de 18 de junio de 2020 (Boletín Oficial de Cantabria extraordinario nº 50, de 18 de junio de 2020; corrección de errores en el Boletín Oficial de Cantabria extraordinario nº 53 de 29 de junio de 2020), resultando modificadas mediante Resolución de la Consejería de Sanidad de 15 de julio de 2020 (Boletín Oficial de Cantabria extraordinario nº 57, de 15 de julio de 2020), Resolución de la Consejería de Sanidad de 24 de julio de 2020 (Boletín Oficial de Cantabria extraordinario nº 59, de 24 de julio); Resolución de la Consejería de Sanidad de 15 de agosto de 2020 (Boletín Oficial de Cantabria extraordinario nº 64, de 15 de agosto de 2020); Resolución de la Consejería de Sanidad de 7 de septiembre de 2020 (BOC extraordinario nº 70, de 7 de septiembre de 2020); Resolución de la Consejería de Sanidad de 2 de octubre de 2020 (BOC extraordinario nº 84, de 2 de octubre de 2020); Resolución de la Consejería de Sanidad de 16 de octubre de 2020 (BOC extraordinario nº 87 de 16 de octubre de 2020), Resolución de la Consejería de Sanidad de 23 de octubre de 2020 (BOC extraordinario nº 89, de 23 de octubre de 2020); corrección de errores en el Boletín Oficial de Cantabria, extraordinario nº 92 de 27 de octubre de 2020 y Resolución de la Consejería de Sanidad de 28 de octubre de 2020 (BOC extraordinario nº 93, de 29 de octubre de 2020).

A través de la presente Resolución se introducen determinadas medidas en aplicación del "Documento de Actuaciones de respuesta coordinada para el control de la transmisión de COVID-19", elaborado por la Ponencia de Alertas y Planes de Preparación y Respuesta, aprobado por la Comisión de Salud Pública del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud y acordado por el Pleno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud con fecha de 22 de octubre de 2020. Dicho documento establece diferentes niveles de alerta (niveles 1, 2 y 3) en función de la concurrencia de diversos indicadores para la valoración del riesgo.

En este sentido, el propio Documento tiene carácter flexible ya que como expresamente se contempla en el mismo los niveles de alerta resultan "adaptables según la situación y el contexto de cada territorio. Estas actuaciones pretenden garantizar una coordinación suficiente entre territorios sin que obste, en ningún caso a las Comunidades Autónomas a tomar las medidas complementarias que consideren adecuadas". De igual manera, el Documento indica que "además de los indicadores planteados, se hará una valoración individualizada de la situación del territorio evaluado y se tendrán en cuenta otros posibles indicadores, incluidos los cualitativos y los referentes a equidad en salud y vulnerabilidad social. Para determinar el nivel de riesgo de un territorio los indicadores deben interpretarse siempre de forma dinámica y tanto la tendencia como la velocidad de cambio deben tener un peso específico en esta valoración".

La Comunidad Autónoma de Cantabria se encontraría actualmente en el nivel de alerta 3. Es por ello que la presente modificación adapta las medidas hasta ahora existentes a los mínimos contemplados en el nivel de alerta 3, manteniéndose las medidas adaptadas a dicho nivel mientras la Comunidad Autónoma permanezca en el mismo. En este sentido, debe tenerse en cuenta que determinadas medidas correspondientes al nivel 3 de alerta ya se encuentran adoptadas en el ámbito de la Comunidad Autónoma de Cantabria. Es el caso de la limitación de la permanencia de grupos de personas en espacios públicos y privados a un máximo de 6 personas, excepto convivientes, establecida por Decreto 3/2020, de 26 de octubre, del presidente de la Comunidad Autónoma, o las medidas relacionadas con zonas exteriores de establecimientos de restauración y hostelería y con determinados eventos y actividades deportivas, introducidas por la Resolución por la que se aprueba la séptima modificación de la Resolución de 18 de junio de 2020 por la que se establecen las medidas sanitarias aplicables en la Comunidad Autónoma de Cantabria durante el período de nueva normalidad.

En este sentido señala el Informe de evaluación de riesgo y propuesta de medidas ante la situación epidemiológica a fecha 4 de noviembre de 2020 de la Dirección General de Salud Pública que "observándose una evolución negativa de la situación epidemiológica, a pesar de las medidas contenidas en el BOC Extraordinario del 23 de octubre de 2020 y en la declaración de estado de alarma contenida en el Real Decreto 926/2020 de 25 de octubre, y dado el nivel de alerta existente, esperando que el crecimiento de los indicadores de la presión asistencial se prolongue las próximas semanas aun cuando se desaceleren los indicadores de la evolución epidemiológica, y estando ya vigente algunas de las medidas asociadas al nivel 3 (BOC 23 de octubre), se considera necesario proponer el resto de acciones de dicho nivel 3 e intervenciones que refuercen y complementen las mismas."

Una de las medidas específicas que recoge la modificación es el cierre de zonas interiores de los establecimientos de hostelería y restauración y el cierre de los casinos, establecimientos de juegos colectivos de dinero y de azar, salones de juego, salones recreativos, rifas y tómbolas, locales específicos de apuestas y otros locales e instalaciones asimilables a los de actividad recreativa de juegos y apuestas. En este sentido en Informe complementario al informe de evaluación de riesgo y propuesta de medidas ante la situación epidemiológica a fecha 4 de noviembre de 2020, señala la Dirección de Salud Pública que dicha medida, frente a la adopción de la medida de reducción de aforos al mínimo posible, se toma en función de la actual situación epidemiológica, así como de los riesgos que se han podido determinar para la transmisión de COVID19 en estos ámbitos, señalando expresamente que "con fecha 23 de octubre de 2020, se dictó resolución del Consejero de Sanidad en la que se reducían los aforos interiores de los locales de establecimientos de hostelería y juego al 50%. Las medidas destinadas a limitar el contacto social suelen empezar a mostrar efecto a los 8 días de su instauración, ya que el tiempo medio de incubación del COVID19 es de 6 días. Sin embargo, a fecha 5 de noviembre estas medidas no sólo no han mostrado el efecto esperado, sino que la situación ha empeorado y, por ello, se propone la necesidad de recurrir a la propuesta de cierre de los espacios interiores de bares, cafeterías, restaurantes, salas de juego y similares. Asimismo, es preciso, no solo que se dicten medidas mediante resoluciones, sino que estas se cumplan en la práctica para que las actividades que puedan generar un mayor riesgo de transmisión comunitaria de la enfermedad, se realicen en condiciones de seguridad, que permitan evitar los riesgos de contagio y transmisión. Sin embargo, el cumplimiento de las medidas de reducción de aforo se ha constatado como insuficiente en las labores de inspección y control que realiza el Servicio de Seguridad Alimentaria." Señala asimismo que "como ya se ponía de manifiesto en el informe del 4 de noviembre, la importancia de poner en marcha medidas drásticas y rápidas es clara. Evitar el colapso sanitario que conlleva un aumento de la mortalidad por todas las causas." Finaliza el Informe complementario estableciendo una duración de 14 días naturales para las medidas de cierre, prorrogables en función de la evolución de los indicadores epidemiológicos.

En su virtud, dadas las razones de urgencia, vistos el artículo 25.3 del Estatuto de Autonomía para Cantabria, el artículo 26.1 de la Ley 14/1986, de 25 de abril, General de Sanidad, el artículo 3 de la Ley Orgánica 3/1986, de 14 de abril, de Medidas Especiales en materia de Salud Pública, el artículo 54 de la Ley 33/2011, de 4 de octubre, General de Salud Pública, a propuesta de la Dirección General de Salud Pública, y de conformidad con el artículo 59.a) de la Ley de Cantabria 7/2002, de 10 de diciembre, de Ordenación Sanitaria de Cantabria, a propuesta de la Dirección General de Salud Pública

RESUELVO

Primero. 
Cierre de las zonas interiores de los establecimientos de hostelería y restauración.

1. Deberán permanecer cerradas al público las zonas interiores de los establecimientos de hostelería y restauración, con las siguientes excepciones:

a) Los servicios de entrega a domicilio o recogida en el establecimiento o en vehículo.

b) Los restaurantes de los hoteles y otros alojamientos turísticos, que pueden permanecer abiertos siempre que sea para uso exclusivo de sus clientes, sin perjuicio de que también puedan prestar servicios de entrega a domicilio o recogida en el establecimiento.

c) Los servicios de restauración integrados en centros y servicios sanitarios, sociosanitarios y sociales autorizados para permanecer abiertos y los servicios de comedor de carácter social.

d) Otros servicios de restauración de centros de formación no incluidos en el párrafo anterior y los servicios de restauración de los centros de trabajo destinados a las personas trabajadoras.

e) Los servicios de restauración de los establecimientos de suministro de combustible o centros de carga o descarga o los expendedores de comida preparada, con el objeto de posibilitar la actividad profesional de conducción, el cumplimiento de la normativa de tiempos de conducción y descanso, y demás actividades imprescindibles para poder llevar a cabo las operaciones de transporte de mercancías o viajeros.

2. En las excepciones contempladas en los apartados b), c), d) y e) el desarrollo de la actividad queda condicionado al mantenimiento de un aforo máximo de un tercio contemplado en el apartado 19.1 de la Resolución de 8 de junio de 2020.

3. Mientras esta medida produzca efectos no resultarán de aplicación los apartados 17.1 y 17.2 de la Resolución del consejero de Sanidad de 18 de junio de 2020, salvo en las excepciones contempladas en los apartados b), c), d) y e) que resultará de aplicación el apartado 17.2.

4. La presente medida mantendrá su eficacia durante 14 días naturales pudiendo ser objeto de prórroga en función de la evolución de la situación epidemiológica.

Segundo. 
Cierre de casinos, establecimientos de juegos colectivos de dinero y de azar, salones de juego, salones recreativos, rifas y tómbolas, locales específicos de apuestas y otros locales e instalaciones asimilables a los de actividad recreativa de juegos y apuestas.

1. Los casinos, establecimientos de juegos colectivos de dinero y de azar, salones de juego, salones recreativos, rifas y tómbolas, locales específicos de apuestas y otros locales e instalaciones asimilables a los de actividad recreativa de juegos y apuestas conforme establezca la normativa sectorial en materia de juego permanecerán cerrados.

2. Mientras esta medida produzca efectos no resultarán de aplicación los apartados 62 y 63 de Resolución del consejero de Sanidad de 18 de junio de 2020.

3. La presente medida mantendrá su eficacia durante 14 días naturales pudiendo ser objeto de prórroga en función de la evolución de la situación epidemiológica.

Tercero. 
Modificación de la Resolución del consejero de Sanidad de 18 de junio de 2020.

1.- Se modifica el apartado 4.1 que pasa a tener la siguiente redacción:

2.- Se modifica el apartado 6.1 que pasa a tener la siguiente redacción:

3.- Se modifica el apartado 6.2 que pasa a tener la siguiente redacción:

4.- Se modifica el apartado 7.1 que pasa a tener la siguiente redacción:

5.- Se suprime el apartado 7.2.

6.- Se modifica el primer párrafo del apartado 8.1 que pasa a tener la siguiente redacción:

7.- Se modifica la letra a) del apartado 9.1 que pasa a tener la siguiente redacción:

8.- Se modifica el apartado 10.1 que pasa a tener la siguiente redacción:

9.- Se modifica el apartado 11 que pasa a tener la siguiente redacción:

10.- Se modifica el apartado 19.1 que pasa a tener la siguiente redacción:

11.- Se modifica el apartado 19.bis que pasa a tener la siguiente redacción:

12.- Se modifica el apartado 20.1 que pasa a tener la siguiente redacción:

13.- Se modifica el apartado 22.1 que pasa a tener la siguiente redacción:

14.- Se modifica el apartado 22.2 que pasa a tener la siguiente redacción:

15.- Se modifica el apartado 22.3 que pasa a tener la siguiente redacción:

16.- Se modifica el apartado 25.1 que pasa a tener la siguiente redacción:

17.- Se modifica el primer párrafo del apartado 31.1 que pasa a tener la siguiente redacción:

18.- Se modifica el apartado 37.1 que pasa a tener la siguiente redacción:

19.- Se modifica el apartado 37.2 que pasa a tener la siguiente redacción:

20.- Se modifica la letra b) del apartado 38.1 que pasa a tener la siguiente redacción:

21.- Se modifica el apartado 43.1 que pasa a tener la siguiente redacción:

22.- Se modifica el primer párrafo del apartado 44.1 que pasa a tener la siguiente redacción:

23.- Se modifica el apartado 46.2 que pasa a tener la siguiente redacción:

24.- Se modifica el apartado 47.1 que pasa a tener la siguiente redacción:

25.- Se modifica el apartado 48.1 que pasa a tener la siguiente redacción:

26.- Se modifica el apartado 59.1 que pasa a tener la siguiente redacción:

27.- Se suprime el apartado 59.2.

28.- Se suprime el apartado 59.3.

29.- Se suprime el apartado 59.4.

30.- Se suprime el apartado 59.5.

31.- Se modifica el apartado 60.1 que pasa a tener la siguiente redacción:

32.- Se modifica el apartado 64.1 que pasa a tener la siguiente redacción:

33.- Se modifica el apartado 65.1 que pasa a tener la siguiente redacción:

34.- Se modifica el apartado 66.4 que pasa a tener la siguiente redacción:

35.- Se añade un apartado 66. bis con la siguiente redacción:

36.- Se modifica el apartado 68.3 que pasa a tener la siguiente redacción:

37.- Se modifica el apartado 69.1 que pasa a tener la siguiente redacción:

38.- Se suprime el apartado 69.2.

39.-Se modifica el apartado 69.7 que pasa a tener la siguiente redacción:

40.- Se modifica el apartado 74 que pasa a tener la siguiente redacción:

41.- Se modifica la letra a) del apartado 77.2 que pasa a tener la siguiente redacción:

42.- Se añade un apartado décimo con la siguiente redacción:

Cuarto. 
Eficacia.

La presente Resolución surtirá efectos a las 00.00 horas del día 7 de noviembre de 2020.

Quinto. 
Recursos.

Contra la presente resolución podrá interponerse recurso potestativo de reposición ante el Consejero de Sanidad, en el plazo de un mes a contar desde el día siguiente a su publicación en el Boletín Oficial de Cantabria, o directamente recurso contencioso administrativo en el plazo de dos meses, ante la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria.

Santander, 6 de noviembre de 2020.

El consejero de Sanidad,

Miguel Javier Rodríguez Gómez.