Subir
31 jul
2019

La OVEELL publica los resultados globales de las Inversiones Financieramente Sostenibles en 2018


Redacción Derecho Local

De estos datos se deduce que las Entidades Locales pueden destinar 3.423,21 millones de euros a dichas inversiones sin incurrir en déficit en 2018, y 894,55 millones de euros a amortizar deuda.

En la Oficina Virtual para la Coordinación Financiera con las Entidades Locales se encuentra publicada una Nota relativa a las Inversiones Financieramente Sostenibles en 2018.

Según la Nota, con los datos de la liquidación de 2018 el superávit esperado, para los que pudieran realizar IFS y han aportado los datos, se sitúa en 4.671,37 millones de euros. Considerando que la previsión de cierre de 2018 operó como límite para determinar el importe que (del superávit obtenido en 2017) se pudo destinar a inversiones financieramente sostenibles, se deduce que las entidades locales podrán destinar 3.423,21 millones de euros a dichas inversiones sin incurrir en déficit en 2018, y 894,55 millones de euros a amortizar deuda.

De los citados 3.423,21 millones de euros, 2.335,99 millones corresponderían a las 52 entidades locales que podrían haber realizado inversiones por importes superiores a 10 millones de euros, las cuales podrían haber estado sujetas a autorización previa de la Secretaría General de Financiación Autonómica y Local. El resto de proyectos por importe estimado de 1.087,22 millones de euros no habrían estado, en ningún caso, sujetos a dicha autorización.

En la liquidación de 2018 han comunicado inversiones financieramente sostenibles para este ejercicio 1.405 entidades (1.369 municipios y 36 diputaciones provinciales) de las 5.508 que hasta la fecha han presentado dicha liquidación, es decir el 25,5%. El importe total en inversiones financieramente sostenibles realizado en 2018 por las entidades locales se eleva a 1.341,76 millones €, un 45,9% más que en 2017. Esta inversión se financia con 582,11 millones a cargo del superávit de 2016 y con 759,65 millones a cargo del superávit de 2017. Este importe de gasto no computa en términos de la regla de gasto para 2018, aunque sí supone un incremento del gasto no financiero de las entidades y, por tanto, una reducción por 1.341,76 millones de euros en su capacidad de financiación.