Regulación unificada de las condiciones mínimas de habitabilidad de viviendas y alojamientos dotacionales del País Vasco


Decreto 80/2022, de 28 de junio, de regulación de las condiciones mínimas de habitabilidad y normas de diseño de las viviendas y alojamientos dotacionales en la Comunidad Autónoma del País Vasco.

Vigente desde 29/11/2022 | BOPV 168/2022 de 1 de Septiembre de 2022

Mediante este decreto se reúne la normativa sobre las condiciones mínimas de habitabilidad de las viviendas y de los alojamientos dotacionales para el conjunto del territorio de la Comunidad Autónoma del País Vasco que venían recogidas tanto en la legislación autonómica como en las ordenanzas municipales de edificación, y se determinan las normas de diseño que deben respetar los alojamientos dotacionales y las viviendas de protección pública.

Además, esta norma contiene la adecuación con la accesibilidad universal y la perspectiva de género, recogiendo las condiciones mínimas de accesibilidad tanto de los edificios como del interior de las viviendas, aunque no pertenezcan al sistema de viviendas adaptadas.

Por otra parte, en las edificaciones de uso predominante residencial, se contempla que los espacios exteriores abiertos como balcones y terrazas computen hasta un máximo de 10 m2 construidos a efectos de edificabilidad de vivienda de protección pública.

Se establece un régimen transitorio para aquellas viviendas que no pudieran cumplir las condiciones de esta norma, así como los supuestos en los que se exime de su cumplimiento.

Asimismo, esta norma faculta a los ayuntamientos para que, mediante sus ordenanzas municipales, establezcan condiciones de habitabilidad más exigentes salvo para las de las viviendas de protección oficial y las normas de diseño de estas y de los alojamientos dotacionales.

También regula la declaración de inhabitabilidad que faculta al ayuntamiento para intervenir en los casos de incumplimiento, y subsidiariamente al Gobierno Vasco.

Las condiciones recogidas en la norma son de cumplimiento obligatorio para los instrumentos de planeamiento urbanístico y las ordenanzas municipales de urbanización y edificación, debiendo éstos coordinarse.