Nueva regulación de las condiciones higiénico-sanitarias, de bienestar animal y ordenación zootécnica de las explotaciones ganaderas y sus instalaciones de la Comunidad Foral de Navarra


Decreto Foral 31/2019, de 20 de marzo, por el que se establecen las condiciones higiénico-sanitarias, de bienestar animal y ordenación zootécnica de las explotaciones ganaderas y sus instalaciones, en el ámbito de la Comunidad Foral de Navarra.

Vigente desde 27/04/2019 | BON 80/2019 de 26 de Abril de 2019

Esta norma, que complementa al Decreto Foral 148/2003, de 23 de junio, por el que se establecen las condiciones técnicas ambientales de las instalaciones ganaderas en el ámbito de la Comunidad Foral de Navarra, se aplica a la nueva implantación o modificación de las explotaciones ganaderas y sus instalaciones en el territorio de la Comunidad Foral de Navarra (art. 2).

No obstante, las explotaciones ganaderas existentes deben adecuar antes del 27 de abril de 2024 sus instalaciones a las normas establecidas en el presente decreto foral, exceptuando las referentes a la ubicación y tamaño autorizado en la fecha de su publicación (disp. trans. primera).

El presente decreto foral regula, entre otros aspectos, la distancia sanitaria entre explotaciones (art. 5), el tamaño máximo de las explotaciones (art. 6), y la obligación de todas las explotaciones ganaderas de estar autorizadas e inscritas en el Registro de Explotaciones Ganaderas de Navarra -REGA- del Departamento competente en materia de ganadería (art. 16).

En concreto, respecto a los proyectos de explotación sometidos a licencia municipal de actividad clasificada, el ayuntamiento debe remitir la información para la emisión de la autorización ganadera al Servicio de Ganadería del Departamento de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local (art. 19).

Por lo que se refiere a modificaciones de las actividades, el titular de la explotación ganadera ha de comunicar cualquier cambio en la orientación zootécnica de la explotación, de forma que se pueda resolver dicho cambio y se actualicen los datos en el Registro de Explotaciones Ganaderas, en la autorización medioambiental y en el ayuntamiento (art. 21.1).

El cese en la actividad por caducidad de la licencia municipal de actividad o autorización ambiental correspondiente comporta la baja de oficio en el Registro de Explotaciones Ganaderas de Navarra, por lo que los Ayuntamientos que acuerden la caducidad o anulación de licencias de actividades ganaderas deben notificarlo al Servicio de Ganadería (art. 22.3).

Los cambios de titularidad de las instalaciones ganaderas que carezcan de licencia municipal de actividad clasificada o autorización ambiental correspondiente y consten inscritas en el REGA, implican la incoación de expediente de baja de la inscripción en dicho Registro, con audiencia del Ayuntamiento y de los interesados, salvo que por razones justificadas se estime conveniente modificar la inscripción a favor del nuevo titular (art. 22.4).

Finalmente, el decreto foral permite ubicar dentro del casco urbano, siempre que el ayuntamiento lo autorice expresamente, los establecimientos turísticos que ofrezcan el servicio de cuidado temporal de équidos propiedad de los clientes que se alojen en el establecimiento (art. 13.a).