Norma europea sobre cálculo, verificación y comunicación de datos en materia de residuos municipales


Decisión de Ejecución (UE) 2019/1004 de la Comisión, de 7 de junio de 2019, por la que se establecen normas relativas al cálculo, la verificación y la comunicación de datos sobre residuos de conformidad con la Directiva 2008/98/CE del Parlamento Europeo y del Consejo y por la que se deroga la Decisión de Ejecución C(2012) 2384 de la Comisión [notificada con el número C(2019) 4114] (Texto pertinente a efectos del EEE).

DOUE 163/2019 de 20 de Junio de 2019

Mediante esta Decisión se establecen las normas relativas al cálculo, la verificación y la comunicación de datos sobre residuos de conformidad con la Directiva 2008/98/CE del Parlamento Europeo y del Consejo.

Se indica que para el cálculo de la cantidad de residuos solo se deben incluir los productos o componentes de productos que, tras unas operaciones de comprobación, limpieza o reparación, puedan reutilizarse sin ninguna otra clasificación o transformación previa. Las partes de dichos productos o componentes de productos que se hayan eliminado durante las operaciones de reparación pueden contabilizarse en la cantidad de residuos municipales preparados para la reutilización.

Asimismo, la cantidad de residuos municipales reciclados es la cantidad de residuos municipales que haya en el punto de cálculo.

Además, se establece que en la cantidad de biorresiduos municipales reciclados que se someta a tratamiento aerobio o anaerobio solo se deben incluir materiales que se sometan realmente a ese tratamiento y se han excluir todos los materiales, incluidos los biodegradables, que se eliminen mecánicamente durante o después de la operación de reciclado.

Del mismo modo, en la cantidad de metales reciclados separados de las cenizas de fondo de incineración únicamente se deben incluir los metales que contenga el concentrado de metales separado de las cenizas brutas de fondo de incineración procedentes de residuos municipales, y no se incluyen otros materiales contenidos en el concentrado de metales.

Finalmente, se especifica que los Estados miembros deben obtener los datos directamente de las entidades o de las empresas que gestionen residuos, según proceda.

La Comisión debe publicar los datos comunicados por los Estados miembros, a menos que un Estado miembro curse una solicitud motivada para que no se publiquen determinados datos relativos a la información incluida en los informes de control de calidad.