Modificaciones a la Ley del Ruido y a la Ley de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas de Castilla y León


Decreto 38/2019, de 3 de octubre, por el que se modifican los Anexos II, III, IV, V y VII de la Ley 5/2009, de 4 de junio, del Ruido de Castilla y León y el Anexo de la Ley 7/2006, de 2 de octubre, de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas de la Comunidad de Castilla y León.

Vigente desde 27/10/2019 | BOCL 193/2019 de 7 de Octubre de 2019

El Decreto modifica los Anexos II, III, IV, V y VII de la Ley 5/2009, del Ruido de Castilla y León en los siguientes aspectos:

- Adapta los valores límite de niveles sonoros ambientales de las áreas especialmente ruidosas a la modificación de la normativa básica estatal.

- Aclara las definiciones de los tipos de actividades que servirán para determinar los aislamientos acústicos de actividades ruidosas.

- Corrige el error en la fórmula del valor de la aceleración de referencia para el cálculo de los valores límite de vibraciones de los equipos y maquinaria en el interior de los recintos receptores de las edificaciones destinadas a vivienda, usos residenciales, hospitalarios, educativos o culturales.

- Revisa el método de evaluación de niveles de inmisión sonora en inspección de actividades,  así como método de evaluación de los índices de ruido de infraestructuras viadas, ferroviarias y aeroportuarias, y niveles de ruido ambiental,  y el método de evaluación de ruidos producidos por impactos.

- En los proyectos acústicos relativos a actividades sujetas al régimen de autorización ambiental, de licencia ambiental o de evaluación de impacto ambiental,  la referencia a la unidad de medida del tamaño de las pantallas de televisión, incluye las unidades del Sistema Internacional (centímetros), de acuerdo a la Ley 32/2014, de Metrología, manteniéndose también la unidad de medida «pulgada», por ser ésta la unidad de medida utilizada normalmente por fabricantes.

Asimismo, el Decreto modifica el catálogo incluido en el Anexo de la Ley 7/2006, de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas de la Comunidad de Castilla y León, en cuanto a determinadas actividades hosteleras y de restauración que se desarrollan en establecimientos públicos, instalaciones y espacios abiertos,  sustituyendo la referencia a un límite máximo de decibelios por la limitación que a tales efectos establezca la normativa en materia de ruido que resulte de aplicación.