Medidas complementarias en relación con el Sistema sanitario integral de utilización pública de Cataluña para hacer frente a la COVID-19


Decreto Ley 17/2020, de 12 de mayo, de medidas complementarias en relación con el Sistema sanitario integral de utilización pública de Cataluña para hacer frente a la COVID-19.

Vigente desde 14/05/2020 | DOGC 8133/2020 de 14 de Mayo de 2020

A través de esta norma, se modifica el Decreto ley 12/2020 para que los centros de servicios sociales de carácter residencial pongan a disposición del Departamento de Salud el censo de residentes.

De este modo, deben facilitar la identificación de las personas institucionalizadas en los establecimientos residenciales de servicios sociales, incluyendo sus datos sanitarios y asistenciales para llevar a cabo las actividades relacionadas con la gestión de la emergencia sanitaria actual.

El Gobierno, ante la necesidad extraordinaria y urgente que ha suscitado la grave situación de pandemia mundial establecida por la Organización Mundial de la Salud, y la posterior declaración del estado de alarma decretada mediante el Real decreto 463/2020, de 14 de marzo, ha adoptado varias medidas urgentes, de tipo económicas, sanitarias, sociales, procedimentales y de intendencia general, bajo la forma de decreto ley, para hacer frente a los efectos de la pandemia generada por la COVID-19.

Entre las medidas tomadas de carácter sanitario, figuran las incluidas en el capítulo II del Decreto ley 12/2020, de 10 de abril, por el que se adoptan medidas presupuestarias, en relación con el Sistema sanitario integral de utilización pública de Cataluña, en el ámbito tributario y en la estructura de la Administración de la Generalidad, para paliar los efectos de la pandemia generada por la COVID-19. El citado capítulo II establece medidas del Sistema sanitario integral de utilización pública de Cataluña para intentar detener el impacto negativo de los sistemas de pago singularmente establecidos para las entidades del SISCAT, y a la vez que en estos momentos especiales se los dote de capacidad de tesorería para no abocarlos a un escenario de inviabilidad económica y al país a la pérdida masiva de puestos de trabajo dentro de un colectivo de profesionales imprescindible para superar esta grave situación hasta ahora nunca vivida. El Decreto ley 13/2020, de 21 de abril, por el que se adoptan medidas urgentes de carácter estructural y organizativo, así como medidas en el ámbito de las entidades del sector público de la Administración de la Generalidad, incluye un conjunto de regulaciones que complementan lo que se disponía en el Decreto ley 12/2020, de 10 de abril, en relación con el Sistema sanitario integral de utilización pública de Cataluña. En concreto, se determinan las competencias que asume el Departamento de Salud y, por lo tanto, y por conexión, las que se mantienen en el Departamento de Trabajo y Asuntos Sociales y Familia. Asimismo, se regula, hasta que no se aprueben los correspondientes decretos de estructura, el régimen en materia de contratación, personal, inspección e información en relación con las competencias que asume el Departamento de Salud y se concretan todavía más las futuras actuaciones de carácter presupuestario. Posteriormente, el Decreto ley 14/2020, de 28 de abril, por el que se adoptan medidas en relación con el Sistema sanitario integral de utilización pública de Cataluña, en el ámbito tributario y social, para paliar los efectos de la pandemia generada, modifica el capítulo II del Decreto ley 12/2020, de 10 de abril, y establece una serie de medidas relativas al Sistema sanitario integral de utilización pública de Cataluña, con el fin de aclarar la facturación de medicación hospitalaria de dispensación ambulatoria (MHDA); añadir una tarifa por la larga estancia socio-sanitaria por la COVID-19; y establecer que la actividad de larga estancia socio-sanitaria a pacientes sin la COVID-19 será compensada de acuerdo con la tarifa de nivel C.

Este Decreto ley se estructura en un único capítulo que modifica el Decreto ley 12/2020, de 10 de abril, por el que se adoptan medidas presupuestarias, en relación con el Sistema sanitario integral de utilización pública de Cataluña, en el ámbito tributario y en la estructura de la Administración de la Generalidad, para paliar los efectos de la pandemia generada por la COVID-19, en el sentido de añadir un nuevo artículo relacionado con el Sistema sanitario integral de utilización pública de Cataluña y una disposición adicional que establece la vigencia de la nueva medida. Este nuevo artículo, el 6 bis, establece que los centros de servicios sociales de carácter residencial tienen que poner a disposición del Departamento de Salud el censo de residentes, con identificación unívoca de las personas institucionalizadas en los establecimientos residenciales de servicios sociales, incluyendo sus datos sanitarios y asistenciales para llevar a cabo las actividades relacionadas con la gestión de la emergencia sanitaria actual, asegurando la sujeción a la normativa de protección de datos de carácter personal y a la normativa sanitaria que regula el acceso a los datos de salud y a la historia clínica.

Finalmente, la disposición final establece la entrada en vigor inmediata del Decreto ley.

Visto el carácter extraordinario y excepcional de la grave situación de crisis sanitaria planteada que requiere adoptar con urgencia y de manera inaplazable las medidas extraordinarias a que se ha hecho referencia y de acuerdo con artículo 38 de la Ley 13/2008, del 5 de noviembre, de la presidencia de la Generalidad y del Gobierno de acuerdo con el que el Gobierno puede dictar disposiciones legislativas provisionales, bajo la forma de decreto ley;

En uso de la autorización que concede el artículo 64 del Estatuto de autonomía de Cataluña, a propuesta del vicepresidente del Gobierno y consejerode Economía y Hacienda y con la deliberación previa del Gobierno,

Decreto:

El Gobierno, ante la necesidad extraordinaria y urgente que ha suscitado la grave situación de pandemia mundial establecida por la Organización Mundial de la Salud, y la posterior declaración del estado de alarma decretada mediante el Real decreto 463/2020, de 14 de marzo, ha adoptado varias medidas urgentes, de tipo económicas, sanitarias, sociales, procedimentales y de intendencia general, bajo la forma de decreto ley, para hacer frente a los efectos de la pandemia generada por la COVID-19.

Entre las medidas tomadas de carácter sanitario, figuran las incluidas en el capítulo II del Decreto ley 12/2020, de 10 de abril, por el que se adoptan medidas presupuestarias, en relación con el Sistema sanitario integral de utilización pública de Cataluña, en el ámbito tributario y en la estructura de la Administración de la Generalidad, para paliar los efectos de la pandemia generada por la COVID-19. El citado capítulo II establece medidas del Sistema sanitario integral de utilización pública de Cataluña para intentar detener el impacto negativo de los sistemas de pago singularmente establecidos para las entidades del SISCAT, y a la vez que en estos momentos especiales se los dote de capacidad de tesorería para no abocarlos a un escenario de inviabilidad económica y al país a la pérdida masiva de puestos de trabajo dentro de un colectivo de profesionales imprescindible para superar esta grave situación hasta ahora nunca vivida. El Decreto ley 13/2020, de 21 de abril, por el que se adoptan medidas urgentes de carácter estructural y organizativo, así como medidas en el ámbito de las entidades del sector público de la Administración de la Generalidad, incluye un conjunto de regulaciones que complementan lo que se disponía en el Decreto ley 12/2020, de 10 de abril, en relación con el Sistema sanitario integral de utilización pública de Cataluña. En concreto, se determinan las competencias que asume el Departamento de Salud y, por lo tanto, y por conexión, las que se mantienen en el Departamento de Trabajo y Asuntos Sociales y Familia. Asimismo, se regula, hasta que no se aprueben los correspondientes decretos de estructura, el régimen en materia de contratación, personal, inspección e información en relación con las competencias que asume el Departamento de Salud y se concretan todavía más las futuras actuaciones de carácter presupuestario. Posteriormente, el Decreto ley 14/2020, de 28 de abril, por el que se adoptan medidas en relación con el Sistema sanitario integral de utilización pública de Cataluña, en el ámbito tributario y social, para paliar los efectos de la pandemia generada, modifica el capítulo II del Decreto ley 12/2020, de 10 de abril, y establece una serie de medidas relativas al Sistema sanitario integral de utilización pública de Cataluña, con el fin de aclarar la facturación de medicación hospitalaria de dispensación ambulatoria (MHDA); añadir una tarifa por la larga estancia socio-sanitaria por la COVID-19; y establecer que la actividad de larga estancia socio-sanitaria a pacientes sin la COVID-19 será compensada de acuerdo con la tarifa de nivel C.

Este Decreto ley se estructura en un único capítulo que modifica el Decreto ley 12/2020, de 10 de abril, por el que se adoptan medidas presupuestarias, en relación con el Sistema sanitario integral de utilización pública de Cataluña, en el ámbito tributario y en la estructura de la Administración de la Generalidad, para paliar los efectos de la pandemia generada por la COVID-19, en el sentido de añadir un nuevo artículo relacionado con el Sistema sanitario integral de utilización pública de Cataluña y una disposición adicional que establece la vigencia de la nueva medida. Este nuevo artículo, el 6 bis, establece que los centros de servicios sociales de carácter residencial tienen que poner a disposición del Departamento de Salud el censo de residentes, con identificación unívoca de las personas institucionalizadas en los establecimientos residenciales de servicios sociales, incluyendo sus datos sanitarios y asistenciales para llevar a cabo las actividades relacionadas con la gestión de la emergencia sanitaria actual, asegurando la sujeción a la normativa de protección de datos de carácter personal y a la normativa sanitaria que regula el acceso a los datos de salud y a la historia clínica.

Finalmente, la disposición final establece la entrada en vigor inmediata del Decreto ley.

Visto el carácter extraordinario y excepcional de la grave situación de crisis sanitaria planteada que requiere adoptar con urgencia y de manera inaplazable las medidas extraordinarias a que se ha hecho referencia y de acuerdo con artículo 38 de la Ley 13/2008, del 5 de noviembre, de la presidencia de la Generalidad y del Gobierno de acuerdo con el que el Gobierno puede dictar disposiciones legislativas provisionales, bajo la forma de decreto ley;

En uso de la autorización que concede el artículo 64 del Estatuto de autonomía de Cataluña, a propuesta del vicepresidente del Gobierno y consejerode Economía y Hacienda y con la deliberación previa del Gobierno,

Decreto:

CAPÍTULO ÚNICO. 
MODIFICACIÓN DEL DECRETO LEY 12/2020, DE 10 DE ABRIL, POR EL QUE SE ADOPTAN MEDIDAS PRESUPUESTARIAS, EN RELACIÓN CON EL SISTEMA SANITARIO INTEGRAL DE UTILIZACIÓN PÚBLICA DE CATALUÑA, EN EL ÁMBITO TRIBUTARIO Y EN LA ESTRUCTURA DE LA ADMINISTRACIÓN DE LA GENERALIDAD, PARA PALIAR LOS EFECTOS DE LA PANDEMIA GENERADA POR LA COVID-19.

Artículo 1 

Se añade el artículo 6 bis al Decreto ley 12/2020, de 10 de abril, con el redactado siguiente:

Artículo 2 

Se añade la disposición adicional octava al Decreto ley 12/2020, de 10 de abril, con el redactado siguiente:

DISPOSICIÓN FINAL 

Disposición Final 

Este Decreto ley entra en vigor el mismo día de su publicación en el Diari Oficial de la Generalitat de Catalunya.

Por lo tanto, ordeno que todos los ciudadanos a los cuales sea de aplicación este Decreto ley cooperen a su cumplimientoy que los tribunales y las autoridades a los cuales corresponda lo hagan cumplir.

Barcelona, 12 de mayo de 2020

Joaquim Torra i Pla

Presidente de la Generalidad de Cataluña

Pere Aragonès i Garcia

Vicepresidente del Gobierno y consejero de Economía y Hacienda