Criterios para la Fase 2 del Plan de Desescalada en la Administración de Justicia


Orden JUS/430/2020, de 22 de mayo, por la que se activa la Fase 2 del Plan de Desescalada para la Administración de Justicia ante el COVID-19.

BOE 145/2020 de 23 de Mayo de 2020

Por un lado, se modifica la Orden JUS/394/2020 que aprueba el Esquema de Seguridad Laboral y el Plan de desescalada para la Administración de Justicia ante el COVID-19, estableciendo entre las medidas de protección individual la obligatoriedad del uso de mascarillas cuando lo determinen las autoridades sanitarias.

Además se hace constar que tanto los médicos del Sistema Público de Salud como los de las entidades de seguro privadas concertados con la Mutualidad General Judicial son los que tienen que emitir los partes de alta y baja en los casos por COVID-19.

Por otro lado, se declara la activación de la Fase 2 de la desescalada que establece la Orden JUS/394/2020 a partir del día 26 de mayo de 2020, y se acompaña un anexo con las condiciones para la implantación de esta Fase,  cuyo contenido puede resumirse en los siguientes puntos:

1.- El cálculo del porcentaje de personal que debe trabajar de forma presencial en esta fase ((60-70%), debe incluir a los funcionarios de gestión procesal y administrativa, los funcionarios de tramitación procesal y administrativa y los de auxilio judicial, teniendo en cuenta determinadas particularidades, como la del personal de limpieza que debe estar al 100% de la plantilla.

2.- El turno de tardes debe implantarse cuando  no pueda garantizarse el mantenimiento de las medidas de seguridad y conforme a lo establecido en la Orden JUS/394/2020.

3.- La Secretaría General para la Innovación y Calidad del Servicio Público de Justicia o el órgano competente de la Comunidad Autónoma que ostente competencias en la materia puede autorizar el aumento del porcentaje de personal presencial siempre y cuando se respeten los criterios de salud laboral en cuanto a los espacios.

4.- Se establecen supuestos excepcionales por los que no se puede exigir al empleado ormar parte del turno presencial como sufrir alguna patología que pueda agravarse por el COVID-19 y se desconozca si puede prestar su servicio de forma segura, el estar disfrutando del permiso por deber inexcusable, por cuidado de hijos o personas dependientes. La forma de acreditarlo depende de cada administración competente.

5.- El personal que teletrabaje puede ser llamado al turno presencial para completar el porcentaje necesario.

La Orden JUS/394/2020, de 8 de mayo, por la que se aprueba el Esquema de Seguridad Laboral y el Plan de desescalada para la Administración de Justicia ante el COVID-19, establece que el retorno a la actividad ordinaria de la Administración de Justicia se realizará en cuatro fases sucesivas.

El apartado cuarto de la citada Orden prevé que el Ministro de Justicia pueda modificar, previa comunicación a la Comisión de Coordinación, las fases comprendidas en el Plan de desescalada para adaptarlas a los cambios en los escenarios de lucha contra el COVID-19 y a las indicaciones de la Autoridad Sanitaria.

De acuerdo con las Comunidades Autónomas con competencias transferidas, el Consejo General del Poder Judicial y la Fiscalía General del Estado, y en consultas con los Consejos Generales de la Abogacía, Procuradores y Graduados Sociales, así como con las organizaciones sindicales, y de conformidad con las recomendaciones de la Autoridad Central Sanitaria en virtud de la Orden SND/261/2020, de 19 de marzo, resuelvo:

La Orden JUS/394/2020, de 8 de mayo, por la que se aprueba el Esquema de Seguridad Laboral y el Plan de desescalada para la Administración de Justicia ante el COVID-19, establece que el retorno a la actividad ordinaria de la Administración de Justicia se realizará en cuatro fases sucesivas.

El apartado cuarto de la citada Orden prevé que el Ministro de Justicia pueda modificar, previa comunicación a la Comisión de Coordinación, las fases comprendidas en el Plan de desescalada para adaptarlas a los cambios en los escenarios de lucha contra el COVID-19 y a las indicaciones de la Autoridad Sanitaria.

De acuerdo con las Comunidades Autónomas con competencias transferidas, el Consejo General del Poder Judicial y la Fiscalía General del Estado, y en consultas con los Consejos Generales de la Abogacía, Procuradores y Graduados Sociales, así como con las organizaciones sindicales, y de conformidad con las recomendaciones de la Autoridad Central Sanitaria en virtud de la Orden SND/261/2020, de 19 de marzo, resuelvo:

Primero. 

Se activa la Fase 2 del Plan de desescalada para la Administración de Justicia ante el COVID-19 establecido en el anexo II de la Orden JUS/394/2020, de 8 de mayo, por la que se aprueba el Esquema de Seguridad Laboral y el Plan de desescalada para la Administración de Justicia ante el COVID-19.

Dicha activación tendrá efectos desde el 26 de mayo de 2020.

Los criterios para la implantación de esta Fase 2 se establecen en el anexo de la presente orden ministerial.

Segundo. 

Se modifica el anexo I de la Orden JUS/394/2020, de 8 de mayo, por la que se aprueba el Esquema de Seguridad Laboral y el Plan de desescalada para la Administración de Justicia ante el COVID-19.

Uno. El apartado 1 del punto 8 queda redactado como sigue:

Dos. El apartado 2 del punto 9 queda redactado como sigue:

Tercero. 

Esta orden producirá efectos desde el día siguiente al de su publicación en el «Boletín Oficial del Estado».

Cuarto. 

Contra la presente orden, que pone fin a la vía administrativa, se podrá interponer recurso contencioso-administrativo en el plazo de dos meses a partir del día siguiente al de su publicación ante la Sala de lo Contencioso-administrativo de la Audiencia Nacional, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 11 de la Ley 29/1998, de 13 de julio, reguladora de la Jurisdicción Contencioso-administrativa.

Madrid, 22 de mayo de 2020.–El Ministro de Justicia, Juan Carlos Campo Moreno.