COVID-19. Nuevas medidas restrictivas en el País Vasco


Decreto 38/2020, de 6 de noviembre, del Lehendakari, de modificación del Decreto 36/2020, de 26 de octubre, por el que se determinan medidas específicas de prevención, en el ámbito de la declaración del estado de alarma, como consecuencia de la evolución de la situación epidemiológica y para contener la propagación de infecciones causadas por el SARS-CoV-2.

BOPV 221/2020 de 6 de Noviembre de 2020

Esta norma modifica el Decreto 36/2020 para introducir, entre otras, las siguientes medidas en el ámbito de la declaración del estado de alarma:

- Se amplía el horario de restricción de la libertad de circulación de las personas desde las 22:00 hasta las 06:00 horas.

- Los establecimientos comerciales, salvo farmacias y gasolineras, deben cerrar como máximo a las 21:00 horas.

- La excepción al uso de mascarillas por razones médicas debe acreditarse mediante certificado médico oficial.

- El uso de la mascarilla en los centros de trabajo es obligatorio salvo en los casos en los que  los servicios de salud laboral desaconsejen su uso.

- Se limita el aforo de los lugares de culto al 35%.

- Se establece el cierre total de establecimientos y servicios de hostelería y restauración salvo  los comedores de hoteles para servicio de sus clientes alojados, servicios de restauración en gasolineras y áreas de servicio, en centros y servicios sanitarios, socio-sanitarios, los comedores escolares, laborales y de residencias universitarias, y los comedores sociales. Solo se puede preparar y servir comidas a domicilio o recogida con cita previa hasta las 21:00 horas.

- Las actividades y eventos culturales o sociales deben finalizar antes de las 21:00 horas.

Por otro lado, establece que las Diputaciones forales son las administraciones competentes para dictar las instrucciones de funcionamiento de los centros y garantizar la salud de las personas usuarias y profesionales, en coordinación con el Departamento de Salud del Gobierno Vasco y sin perjuicio de las medidas que corresponden a su ámbito competencial.

Estas medidas deben evaluarse antes del 27 de noviembre de 2020 de manera que puedan prorrogarse, modificarse o dejarse sin efecto.

Por Real Decreto 926/2020, de 25 de octubre, por el que se declara el estado de alarma para contener la propagación de infecciones causadas por el SARS-CoV-2, se contemplan medidas de diversa naturaleza para hacer frente a la expansión del virus, con una previsible utilidad que ha quedado acreditada por la recurrencia a las mismas de manera sistemática por los países de nuestro entorno, todo ello de conformidad con lo señalado por la Organización Mundial de la Salud y otros organismos internacionales.

En este contexto, el Decreto 36/2020, de 26 de octubre, del Lehendakari, vino a determinar, en ejercicio de sus competencias, además de un pronunciamiento global, en anexo, con una actualización pormenorizada de las medidas específicas ya adoptadas en materia de salud pública, una nueva regulación de diversas medidas que, afectando a derechos fundamentales, tienen una previsión específica que enmarca su contenido esencial en la regulación del estado de alarma, posibilitando que la autoridad competente pueda establecer las modulaciones pertinentes, imprescindibles para hacer frente a la situación de crisis de salud pública y que resultan proporcionadas a su extrema gravedad, sin suponer la suspensión de derecho fundamental alguno, conforme exige el art. 55 de la Constitución.

La evaluación continua y seguimiento que se comprometió en el citado Decreto 36/2020, del Lehendakari, con el fin de garantizar su adecuación a la situación epidemiológica, arroja el panel de nuevas determinaciones que se realizan en este nuevo Decreto, una vez analizadas las mismas en profundidad en el foro del Labi.

Corresponde al Lehendakari de Euskadi aprobar en calidad de autoridad competente delegada la determinación que se establece con eficacia durante el estado de alarma.

En su virtud, atendiendo a lo dispuesto en el art. 2 del Decreto 926/2020, de 25 de octubre, por el que se declara el estado de alarma para contener la propagación de infecciones causadas por el SARS-CoV-2, y a lo dispuesto con carácter general en el art. 8 de la Ley 7/1981, de 30 de junio, sobre Ley de Gobierno,

DISPONGO:

Por Real Decreto 926/2020, de 25 de octubre, por el que se declara el estado de alarma para contener la propagación de infecciones causadas por el SARS-CoV-2, se contemplan medidas de diversa naturaleza para hacer frente a la expansión del virus, con una previsible utilidad que ha quedado acreditada por la recurrencia a las mismas de manera sistemática por los países de nuestro entorno, todo ello de conformidad con lo señalado por la Organización Mundial de la Salud y otros organismos internacionales.

En este contexto, el Decreto 36/2020, de 26 de octubre, del Lehendakari, vino a determinar, en ejercicio de sus competencias, además de un pronunciamiento global, en anexo, con una actualización pormenorizada de las medidas específicas ya adoptadas en materia de salud pública, una nueva regulación de diversas medidas que, afectando a derechos fundamentales, tienen una previsión específica que enmarca su contenido esencial en la regulación del estado de alarma, posibilitando que la autoridad competente pueda establecer las modulaciones pertinentes, imprescindibles para hacer frente a la situación de crisis de salud pública y que resultan proporcionadas a su extrema gravedad, sin suponer la suspensión de derecho fundamental alguno, conforme exige el art. 55 de la Constitución.

La evaluación continua y seguimiento que se comprometió en el citado Decreto 36/2020, del Lehendakari, con el fin de garantizar su adecuación a la situación epidemiológica, arroja el panel de nuevas determinaciones que se realizan en este nuevo Decreto, una vez analizadas las mismas en profundidad en el foro del Labi.

Corresponde al Lehendakari de Euskadi aprobar en calidad de autoridad competente delegada la determinación que se establece con eficacia durante el estado de alarma.

En su virtud, atendiendo a lo dispuesto en el art. 2 del Decreto 926/2020, de 25 de octubre, por el que se declara el estado de alarma para contener la propagación de infecciones causadas por el SARS-CoV-2, y a lo dispuesto con carácter general en el art. 8 de la Ley 7/1981, de 30 de junio, sobre Ley de Gobierno,

DISPONGO:

Primero. 

– Se modifica el art. 1.1 del Decreto 36/2020, de 26 de octubre, del Lehendakari, por el que se determinan medidas específicas de prevención, en el ámbito de la declaración del estado de alarma, como consecuencia de la evolución de la situación epidemiológica y para contener la propagación de infecciones causadas por el SARS-CoV-2; quedando redactado como sigue:

Segundo. 

– Se modifica el anexo del Decreto 36/2020, de 26 de octubre, del Lehendakari, por el que se determinan medidas específicas de prevención, en el ámbito de la declaración del estado de alarma, como consecuencia de la evolución de la situación epidemiológica y para contener la propagación de infecciones causadas por el SARS-CoV-2, en los términos siguientes:

Uno.– Se da nueva redacción a los párrafos 1 y 2 sobre la obligatoriedad del uso de la mascarilla en el apartado 1 de medidas de cautela y protección, quedando redactado como sigue:

Dos.– Se añade un nuevo párrafo al inicio del apartado 3, con el siguiente tenor:

Tres.– Se da nueva redacción a todo el apartado 5, que quedará redactado como sigue:

Cuatro.– Se da nueva redacción a todo el apartado 9, que quedará redactado como sigue:

Cinco.– Se añade un inciso inicial nuevo en el apartado 13, con el siguiente tenor:

Seis.– Se da nueva redacción a todos los apartados 14, 19 y 21, que quedarán redactados como sigue:

Siete.– Se da nueva redacción al apartado 18, que quedará redactado como sigue:

Ocho.– Se da nueva redacción al inciso del apartado 20.1.1 sobre horario máximo de salida del transporte público, que quedará redactado como sigue:

Nueve.– Se añade un nuevo apartado 25 con el siguiente tenor:

DISPOSICIONES FINALES. 

Disposición Final Primera. 

Las medidas previstas en el presente Decreto serán objeto de seguimiento y evaluación continua y, en todo caso, en un plazo no superior a 15 días, con el fin de garantizar su adecuación a la evolución de la situación epidemiológica, pudiendo, a estos efectos, prorrogarse, modificarse o dejarse sin efectos.

Disposición Final Segunda. 

El presente Decreto surtirá plenos efectos desde las 00:00 horas del día 7 de noviembre de 2020.

Disposición Final Tercera. 

Contra el presente Decreto se podrá interponer recurso contencioso-administrativo en el plazo de dos meses a partir del día siguiente al de su publicación, ante la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, de conformidad con lo dispuesto en el art. 10 de la Ley 29/1998, de 13 de julio, reguladora de la jurisdicción contencioso-administrativa.

Dado en Vitoria-Gasteiz, a 6 de noviembre de 2020.

El Lehendakari,

IÑIGO URKULLU RENTERIA.