COVID-19. Actualización de aforos y otras medidas de carácter social en Cantabria


Resolución por la que se aprueba la séptima modificación de la Resolución de 18 de junio de 2020 por la que se establecen las medidas sanitarias aplicables en la Comunidad Autónoma de Cantabria durante el período de nueva normalidad.

BOCA 89/2020 de 23 de Octubre de 2020

Mediante esta resolución se actualizan las medidas de prevención contra la COVID-19 adoptadas por la Resolución de 18 de junio de 2020 en atención a los nuevos brotes de la pandemia en Cantabria de acuerdo con los niveles de alerta que establece el documento aprobado por el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud con fecha de 22 de octubre de 2020.

Se reducen los aforos máximos permitidos al 50% en los siguientes supuestos:

- velatorios y entierros.

- lugares de culto.

- celebraciones nupciales en espacios cerrados, además se reduce el límite de asistencia de 75 a 30 personas.

- establecimientos y locales comerciales minoristas y de actividades de servicios profesionales.

-  centros y parques comerciales abiertos al público.

- establecimientos de hostelería y restauración para consumo en el local, limitándose la ocupación de las mesas a 6 personas como máximo con una distancia entre mesas de 2 m, prohibiéndose el consumo en barra.

- zonas comunes de hoteles y alojamientos turísticos.

- instalaciones y centros deportivos.

- instalaciones deportivas.

- autoescuelas y las entidades de formación, públicas o privadas.

- casinos, salones de juego, salones recreativos.

- centros recreativos de jóvenes, como ludotecas o centros de ocio juvenil.

Se reduce el aforo de las terrazas al aire libre al 75%, prohibiéndose fumar en ellas.

Se prohíbe comer y beber en espacios públicos cuando no sea posible mantener la distancia de seguridad y fuera del grupo de convivencia estable.

Las reuniones familiares se limitan a 10 personas como máximo.

El límite de horario de cierre de cafeterías, bares y restaurantes se fija a las 23:00.

Las visitas a los museos se reducen a 10 personas.

Además de estas medidas, se recogen las recomendaciones formuladas por la Dirección General de Salud Pública entre las que destacan el autoconfinamiento, la limitación de la actividad social y el aplazamiento de actividades no fundamentales, y otras dirigidas a las entidades locales, como el establecimiento de horarios de uso de los parques, utilización de aceras y espacios públicos para la ampliación de los aforos de las terrazas, o la habilitación de espacios para aislamiento de pacientes en caso necesario.

 

El artículo 2 del Decreto 2/2020, de 18 de junio, del Presidente de la Comunidad Autónoma de Cantabria, se remite a la aplicación del Real Decreto-ley 21/2020, de 9 de junio, de medidas urgentes de prevención, contención y coordinación para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, así como a las medidas que se adopten por el Consejero de Sanidad, como autoridad sanitaria de acuerdo con lo establecido en el artículo 59.a) de la Ley 7/2002, de 10 de diciembre, de Ordenación Sanitaria de Cantabria, o cualesquiera otras que resulten de aplicación durante este periodo.

Las citadas medidas fueron adoptadas mediante Resolución de la Consejería de Sanidad de 18 de junio de 2020 (Boletín Oficial de Cantabria extraordinario nº 50, de 18 de junio de 2020; corrección de errores en el Boletín Oficial de Cantabria extraordinario nº 53 de 29 de junio de 2020), resultando modificadas mediante Resolución de la Consejería de Sanidad de 15 de julio de 2020 (Boletín Oficial de Cantabria extraordinario nº 57, de 15 de julio de 2020), Resolución de la Consejería de Sanidad de 24 de julio de 2020 (Boletín Oficial de Cantabria extraordinario nº 59, de 24 de julio); Resolución de la Consejería de Sanidad de 15 de agosto de 2020 (Boletín Oficial de Cantabria extraordinario nº 64, de 15 de agosto de 2020); Resolución de la Consejería de Sanidad de 7 de septiembre de 2020 (BOC extraordinario nº 70, de 7 de septiembre de 2020); Resolución de la Consejería de Sanidad de 2 de octubre de 2020 (BOC extraordinario nº 84, de 2 de octubre de 2020) y Resolución de la Consejería de Sanidad de 16 de octubre de 2020 (BOC extraordinario nº 87 de 16 de octubre de 2020).

A través de la presente Resolución se introducen determinadas medidas en aplicación del "Documento de Actuaciones de respuesta coordinada para el control de la transmisión de COVID-19", elaborado por la Ponencia de Alertas y Planes de Preparación y Respuesta, aprobado por la Comisión de Salud Pública del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud y acordado por el Pleno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud con fecha de 22 de octubre de 2020. Dicho documento establece diferentes niveles de alerta (niveles 1, 2 y 3) en función de la concurrencia de diversos indicadores para la valoración del riesgo.

En este sentido, el propio Documento tiene carácter flexible ya que como expresamente se contempla en el mismo los niveles de alerta resultan "adaptables según la situación y el contexto de cada territorio. Estas actuaciones pretenden garantizar una coordinación suficiente entre territorios sin que obste, en ningún caso a las Comunidades Autónomas a tomar las medidas complementarias que consideren adecuadas". De igual manera, el Documento indica que "además de los indicadores planteados, se hará una valoración individualizada de la situación del territorio evaluado y se tendrán en cuenta otros posibles indicadores, incluidos los cualitativos y los referentes a equidad en salud y vulnerabilidad social. Para determinar el nivel de riesgo de un territorio los indicadores deben interpretarse siempre de forma dinámica y tanto la tendencia como la velocidad de cambio deben tener un peso específico en esta valoración".

La Comunidad Autónoma de Cantabria se encontraría actualmente en el nivel de alerta 2, si bien con determinados indicadores próximos a parámetros que pueden provocar su paso al nivel 3. Es por ello que la presente modificación adapta las medidas hasta ahora existentes a los mínimos contemplados en el nivel de alerta 2. Sin perjuicio de lo anterior, ante la previsible tendencia y velocidad de cambio de indicadores, se adoptan medidas de nivel de alerta 3 en ámbitos concretos.

En este sentido, el Informe Epidemiológico de Covid-19 en Cantabria a 20 de octubre de 2020: evaluación de riesgo y propuesta de medidas de intervención, realizado por la Dirección General de Salud Pública, señala que "la situación epidemiológica reflejada por los indicadores agregados, de los brotes, la evaluación del posible impacto y la probabilidad de transmisión es compatible con un escenario de alerta 2; que por la tendencia de los indicadores se prevé alcance el nivel 3".

Igualmente se indica que "es por ello por lo cual resulta preciso la adopción de las medidas del nivel de alerta 2 especificadas en el documento de Actuaciones de respuesta coordinada para el control de la transmisión de COVID-19 aprobado por el CISN el 22 de octubre de 2020 dirigidas a:

a) Reducir los contactos sociales fuera de los grupos de convivencia estable. No relacionándose con más de 6 personas más allá de los convivientes.

b) Evitar situaciones que propician los contactos sociales.

c) Reducir la exposición de los casos, contactos y población general a los factores de riesgo que más se han incrementado (bares, restaurantes y celebraciones entre no convivientes).

d) Mejorar la adherencia a las medidas preventivas en ámbitos prioritarios a los que también se ha trasladado la transmisión comunitaria no controlada: sociosanitario y educativo.

e) Reforzar las capacidades de estudio de casos e identificación de contactos para elevar la trazabilidad de los mismos.

f) Garantizar el correcto cumplimiento de los aislamientos y cuarentenas.

Cabe señalar que, en el caso de las medidas correspondientes a centros de servicios sociales y docentes, las mismas se adoptarán por las Consejerías competentes en materia de servicios sociales, educación y universidades, de acuerdo con los apartados 74 y 75 de la resolución de 18 de junio de 2020.

La presente Resolución surtirá efectos a las 00.00 horas del día 25 de octubre de 2020, salvo la medida de limitación de reuniones limitación de reuniones sociales y familiares de carácter privado, prevista en el nuevo apartado 8.bis, que pasa de recomendación a tener carácter obligatorio y cuya eficacia se condiciona a su previa autorización judicial al amparo del artículo 10.8 de la Ley 29/1998, de 13 de julio, reguladora de la jurisdicción Contencioso-administrativa.

En su virtud, dadas las razones de urgencia, vistos el artículo 25.3 del Estatuto de Autonomía para Cantabria, el artículo 26.1 de la Ley 14/1986, de 25 de abril, General de Sanidad, el artículo 3 de la Ley Orgánica 3/1986, de 14 de abril, de Medidas Especiales en materia de Salud Pública, el artículo 54 de la Ley 33/2011, de 4 de octubre, General de Salud Pública, a propuesta de la Dirección General de Salud Pública, y de conformidad con el artículo 59.a) de la Ley de Cantabria 7/2002, de 10 de diciembre, de Ordenación Sanitaria de Cantabria, a propuesta de la Dirección General de Salud Pública,

RESUELVO

El artículo 2 del Decreto 2/2020, de 18 de junio, del Presidente de la Comunidad Autónoma de Cantabria, se remite a la aplicación del Real Decreto-ley 21/2020, de 9 de junio, de medidas urgentes de prevención, contención y coordinación para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, así como a las medidas que se adopten por el Consejero de Sanidad, como autoridad sanitaria de acuerdo con lo establecido en el artículo 59.a) de la Ley 7/2002, de 10 de diciembre, de Ordenación Sanitaria de Cantabria, o cualesquiera otras que resulten de aplicación durante este periodo.

Las citadas medidas fueron adoptadas mediante Resolución de la Consejería de Sanidad de 18 de junio de 2020 (Boletín Oficial de Cantabria extraordinario nº 50, de 18 de junio de 2020; corrección de errores en el Boletín Oficial de Cantabria extraordinario nº 53 de 29 de junio de 2020), resultando modificadas mediante Resolución de la Consejería de Sanidad de 15 de julio de 2020 (Boletín Oficial de Cantabria extraordinario nº 57, de 15 de julio de 2020), Resolución de la Consejería de Sanidad de 24 de julio de 2020 (Boletín Oficial de Cantabria extraordinario nº 59, de 24 de julio); Resolución de la Consejería de Sanidad de 15 de agosto de 2020 (Boletín Oficial de Cantabria extraordinario nº 64, de 15 de agosto de 2020); Resolución de la Consejería de Sanidad de 7 de septiembre de 2020 (BOC extraordinario nº 70, de 7 de septiembre de 2020); Resolución de la Consejería de Sanidad de 2 de octubre de 2020 (BOC extraordinario nº 84, de 2 de octubre de 2020) y Resolución de la Consejería de Sanidad de 16 de octubre de 2020 (BOC extraordinario nº 87 de 16 de octubre de 2020).

A través de la presente Resolución se introducen determinadas medidas en aplicación del "Documento de Actuaciones de respuesta coordinada para el control de la transmisión de COVID-19", elaborado por la Ponencia de Alertas y Planes de Preparación y Respuesta, aprobado por la Comisión de Salud Pública del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud y acordado por el Pleno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud con fecha de 22 de octubre de 2020. Dicho documento establece diferentes niveles de alerta (niveles 1, 2 y 3) en función de la concurrencia de diversos indicadores para la valoración del riesgo.

En este sentido, el propio Documento tiene carácter flexible ya que como expresamente se contempla en el mismo los niveles de alerta resultan "adaptables según la situación y el contexto de cada territorio. Estas actuaciones pretenden garantizar una coordinación suficiente entre territorios sin que obste, en ningún caso a las Comunidades Autónomas a tomar las medidas complementarias que consideren adecuadas". De igual manera, el Documento indica que "además de los indicadores planteados, se hará una valoración individualizada de la situación del territorio evaluado y se tendrán en cuenta otros posibles indicadores, incluidos los cualitativos y los referentes a equidad en salud y vulnerabilidad social. Para determinar el nivel de riesgo de un territorio los indicadores deben interpretarse siempre de forma dinámica y tanto la tendencia como la velocidad de cambio deben tener un peso específico en esta valoración".

La Comunidad Autónoma de Cantabria se encontraría actualmente en el nivel de alerta 2, si bien con determinados indicadores próximos a parámetros que pueden provocar su paso al nivel 3. Es por ello que la presente modificación adapta las medidas hasta ahora existentes a los mínimos contemplados en el nivel de alerta 2. Sin perjuicio de lo anterior, ante la previsible tendencia y velocidad de cambio de indicadores, se adoptan medidas de nivel de alerta 3 en ámbitos concretos.

En este sentido, el Informe Epidemiológico de Covid-19 en Cantabria a 20 de octubre de 2020: evaluación de riesgo y propuesta de medidas de intervención, realizado por la Dirección General de Salud Pública, señala que "la situación epidemiológica reflejada por los indicadores agregados, de los brotes, la evaluación del posible impacto y la probabilidad de transmisión es compatible con un escenario de alerta 2; que por la tendencia de los indicadores se prevé alcance el nivel 3".

Igualmente se indica que "es por ello por lo cual resulta preciso la adopción de las medidas del nivel de alerta 2 especificadas en el documento de Actuaciones de respuesta coordinada para el control de la transmisión de COVID-19 aprobado por el CISN el 22 de octubre de 2020 dirigidas a:

a) Reducir los contactos sociales fuera de los grupos de convivencia estable. No relacionándose con más de 6 personas más allá de los convivientes.

b) Evitar situaciones que propician los contactos sociales.

c) Reducir la exposición de los casos, contactos y población general a los factores de riesgo que más se han incrementado (bares, restaurantes y celebraciones entre no convivientes).

d) Mejorar la adherencia a las medidas preventivas en ámbitos prioritarios a los que también se ha trasladado la transmisión comunitaria no controlada: sociosanitario y educativo.

e) Reforzar las capacidades de estudio de casos e identificación de contactos para elevar la trazabilidad de los mismos.

f) Garantizar el correcto cumplimiento de los aislamientos y cuarentenas.

Cabe señalar que, en el caso de las medidas correspondientes a centros de servicios sociales y docentes, las mismas se adoptarán por las Consejerías competentes en materia de servicios sociales, educación y universidades, de acuerdo con los apartados 74 y 75 de la resolución de 18 de junio de 2020.

La presente Resolución surtirá efectos a las 00.00 horas del día 25 de octubre de 2020, salvo la medida de limitación de reuniones limitación de reuniones sociales y familiares de carácter privado, prevista en el nuevo apartado 8.bis, que pasa de recomendación a tener carácter obligatorio y cuya eficacia se condiciona a su previa autorización judicial al amparo del artículo 10.8 de la Ley 29/1998, de 13 de julio, reguladora de la jurisdicción Contencioso-administrativa.

En su virtud, dadas las razones de urgencia, vistos el artículo 25.3 del Estatuto de Autonomía para Cantabria, el artículo 26.1 de la Ley 14/1986, de 25 de abril, General de Sanidad, el artículo 3 de la Ley Orgánica 3/1986, de 14 de abril, de Medidas Especiales en materia de Salud Pública, el artículo 54 de la Ley 33/2011, de 4 de octubre, General de Salud Pública, a propuesta de la Dirección General de Salud Pública, y de conformidad con el artículo 59.a) de la Ley de Cantabria 7/2002, de 10 de diciembre, de Ordenación Sanitaria de Cantabria, a propuesta de la Dirección General de Salud Pública,

RESUELVO

Primero. 
Modificación de la Resolución del consejero de Sanidad de 18 de junio de 2020.

1.- Se suprime el segundo párrafo del apartado 2.5.

2.- Se añade un apartado 2.8 con la siguiente redacción:

3.- Se modifica la rúbrica del apartado II que pasa a denominarse "Actividades de carácter social y familiar".

4.- Se modifica el apartado 6.1 que pasa a tener la siguiente redacción:

5.- Se modifica el apartado 7.1 que pasa a tener la siguiente redacción:

6.- Se modifica el primer párrafo del apartado 8.1 que pasa a tener la siguiente redacción:

7.- Se añade un apartado 8.bis con la siguiente redacción:

8.- Se modifica la letra a) del apartado 9.1 que pasa a tener la siguiente redacción:

9.- Se modifica el apartado 11 que pasa a tener la siguiente redacción:

10.- Se modifica el apartado 17.1 que pasa a tener la siguiente redacción:

11.- Se modifica el apartado 17.2 que pasa a tener la siguiente redacción:

12.- Se modifica el apartado 17.3 que pasa a tener la siguiente redacción:

13.- Se modifica el apartado 17.4 que pasa a tener la siguiente redacción:

14.- Se modifica el apartado 17.6 que pasa a tener la siguiente redacción:

15.- Se modifica el primer párrafo del apartado 18.1 que pasa a tener la siguiente redacción:

16.- Se modifica la rúbrica del apartado V que pasa a denominarse "Alojamientos".

17.- Se modifica el apartado 19.1 que pasa a tener la siguiente redacción:

18.- Se añade un apartado 19. bis con la siguiente redacción:

19.- Se añade un apartado 20.4 con la siguiente redacción:

20.- Se modifica el apartado 25.4 que pasa a tener la siguiente redacción:

21.- Se modifica el segundo párrafo del apartado 31.1 que pasa a tener la siguiente redacción:

22.- Se modifica la letra c) del apartado 38.1 que pasa a tener la siguiente redacción:

23.- Se modifica el primer párrafo del apartado 44.1 que pasa a tener la siguiente redacción:

24.- Se modifica el apartado 46.2 que pasa a tener la siguiente redacción:

25.- Se modifica el apartado 47.1 que pasa a tener la siguiente redacción:

26.- Se modifica el primer párrafo del apartado 47.2 que pasa a tener la siguiente redacción:

27.- Se modifica el apartado 59.1 que pasa a tener la siguiente redacción:

28.- Se modifica el apartado 60.1 que pasa a tener la siguiente redacción:

29.- Se modifica el apartado 62.1 que pasa a tener la siguiente redacción:

30.- Se añade un apartado 62.4 con la siguiente redacción:

31.- Se añade un apartado 66.4 con la siguiente redacción:

32.- Se añade un apartado 78.9 con la siguiente redacción:

33.- Se añade un apartado 3 al apartado Octavo con la siguiente redacción:

Segundo. 
Recomendaciones de salud pública

Se incluye en el Anexo de la presente Resolución relación de recomendaciones formuladas por la Dirección General de Salud Pública.

Tercero. 
Eficacia.

La presente Resolución surtirá efectos a las 00.00 horas del día 25 de octubre de 2020, salvo la medida de limitación de reuniones sociales y familiares de carácter privado, prevista en el nuevo apartado 8.bis, cuya eficacia se condiciona a su previa autorización judicial al amparo del artículo 10.8 de la Ley 29/1998, de 13 de julio, reguladora de la jurisdicción Contencioso-administrativa.

Santander, 23 de octubre de 2020.

El consejero de Sanidad, Miguel Javier Rodríguez Gómez.

Capítulo I. 
Autoconfinamiento, limitación de la actividad social y aplazamiento de actividades no fundamentales.

1. Se recomienda el autoconfinamiento, limitación de la actividad social y aplazamiento de actividades no fundamentales.

2. Se recomienda permanecer en casa salvo por motivos de trabajo, educación, actividad física y deberes inexcusables; especialmente en mayores de 65 años.

3. Se recomienda que se disminuya la movilidad entre diferentes zonas de Cantabria a no ser estrictamente necesario por los motivos referidos previamente.

4. Se recomienda cancelar o posponer cualquier actividad familiar o social que no sea considerada fundamental y que pudiera ser postergable. El riesgo cero de transmisión de la COVID-19 no existe y, por ello, aquellas actividades que no sean consideradas imprescindibles por los diferentes sectores u organizaciones deberían ser aplazadas hasta que mejore la situación epidemiológica.

5. Se recomienda que, en la medida de lo posible, las actividades de interacción social sean siempre prioritariamente en espacios abiertos y bien ventilados.

6. Se recomienda que las relaciones sociales se estructuren en grupos de convivencia estable o burbujas. El concepto burbuja hace referencia a un grupo de personas que se relacionan entre sí generando un espacio de confianza y seguridad. El objetivo principal es el control y prevención de la transmisión del COVID19 en grupos de personas que se relacionan entre sí de forma preferente y auto-limitada.

a. Burbuja de convivencia: hace referencia estrictamente al grupo de convivientes y las personas con necesidades de cuidado del núcleo familiar o núcleo más estrecho de relaciones que no viven en el mismo domicilio. Puede incluir también cuidadores y / o de apoyo imprescindibles para prevenir consecuencias negativas del aislamiento social.

Cualquier persona que se encuentre mal debe auto-aislarse inmediatamente, incluyendo aislamiento de los otros miembros de su burbuja de convivencia. Asimismo, es recomendable disponer de registro personal de contactos que podría ser reclamado (autodeclaración responsable) de los miembros de la burbuja.

b. Burbuja ampliada: hace referencia al grupo de convivientes más un grupo limitado de personas, siempre las mismas, con las que se relaciona con diferentes finalidades (p. ej. parejas sentimentales no convivientes, amistades o familias cercanas). Se trata de la ampliación de la burbuja de convivencia en el ámbito de la familia cercana o vínculos cercanos cumpliendo las condiciones establecidas en los niveles de alerta.

La burbuja ampliada puede incluir familiares directos y vínculos cercanos del conjunto de la burbuja y debe mantener un número limitado de personas que no sea superior a 10.

Esta burbuja ampliada debería permanecer limitada y exclusiva. Cualquier persona que presente síntomas compatibles debe auto-aislarse inmediatamente, incluyendo aislamiento de los demás miembros en su burbuja ampliada. Se recomienda disponer de registro personal (autodeclaración responsable) de los miembros de la burbuja que podría ser reclamado.

Capítulo II. 
Poblaciones vulnerables.

1. Se recomienda que las personas mayores de 65 años y con patologías de riesgo prioricen en sus salidas del hogar los lugares abiertos y bien ventilados tales como parques y paseos.

2. Se recomienda que las personas mayores de 65 años y aquellas con patologías de riesgo eviten permanecer en espacios interiores, con mala ventilación y con mucha concurrencia de personas.

Deberán evitarse especialmente:

a) Los espacios interiores en establecimientos de hostelería y restauración.

b) La realización de actividades grupales de carácter deportivo y lúdico que se desarrollen en espacios

interiores.

c) Celebraciones sociales o religiosas que se desarrollen en espacios interiores.

Capítulo III. 
Reuniones familiares y sociales.

1. Se recomienda a la ciudadanía que limite su participación en encuentros sociales fuera del grupo de

convivencia estable (burbuja de convivencia).

2. Si la participación es ineludible, se recomienda un número máximo de seis personas, tenga lugar tanto en espacios públicos como en locales privados, excepto en caso de personas convivientes. Las fiestas privadas de más de seis personas en domicilios o locales privados pueden constituir un importante riesgo para la salud tanto de los asistentes como de sus familiares.

3. Se priorizará la utilización y ocupación de espacios al aire libre frente a espacios interiores.

4. Se recomienda limitar de las reuniones a un máximo de 6 personas, siempre del mismo grupo de convivencia estable.

5. Se utilizará de forma obligatoria la mascarilla en las reuniones en el ámbito público. En las reuniones en el ámbito privado, si se trata de un solo grupo de convivencia estable, no será obligatorio el uso de la mascarilla, siendo recomendable cuando haya personas ajenas a un único grupo de convivencia.

6. Se recomienda ventilar los espacios cerrados de forma continua.

Capítulo IV. 
Medidas de carácter social.

1. Se recomienda posponer ceremonias y eventos relacionados con el Día de Todos los Santos, así como el acceso a los cementerios. En todo caso, el control de acceso a los mismos, de las limitaciones de aforo, de agrupaciones y de medidas de seguridad se recomienda sean realizadas por las autoridades municipales.

Se recomienda aplazar ceremonias nupciales, comuniones y otras ceremonias religiosas y civiles asimiladas durante el período de efectividad de la presente Resolución. Se recomienda un registro de asistentes que pueda ser remitido a la Autoridad Sanitaria.

Capítulo V. 
Establecimientos de hostelería, restauración, centros y clubs sociales.

1. Se realizará un cumplimiento estricto de las medidas de ventilación y climatización en espacios interiores.

2. Se recomienda no permanecer en espacios cerrados a partir de las 22:00

3. En todo momento se hará uso de la mascarilla cuando no se esté comiendo o bebiendo.

Capítulo VI. 
Actividades e instalaciones deportivas.

1. Se recomienda a todas las personas que trabajen o que acudan a instalaciones deportivas, incluidas gimnasios, autorregistrar de forma diaria el listado de personas que son sus contactos estrechos (convivientes y personas con las que han permanecido a menos de dos metros, durante más de quince minutos sin protección). Este registro es de uso personal para tener conciencia de la necesidad de minimizar el número de contactos estrechos y para facilitar recordar cuál es el círculo de contactos estrechos en caso de que una persona fuera un caso confirmado.

2. Se recomienda que en las actividades deportivas grupales el/la entrenador/a realice un registro diario de asistentes que podrá ser solicitado por la autoridad sanitaria.

Capítulo VII. 
Centros, servicios y establecimientos sanitarios.

Visitas comerciales. Se recomienda suspender las visitas presenciales de carácter comercial de la industria farmacéutica o de naturaleza análoga en los centros, servicios y establecimientos sanitarios, tanto públicos como privados.

Capítulo VIII. 
Comercio.

1. Se recomienda a los centros y parques comerciales adoptar medidas para garantizar en todo momento las medidas para evitar agrupaciones de personas y el estricto cumplimiento de la distancia interpersonal.

Capítulo IX. 
Recomendaciones a las entidades locales.

1. Se recomienda mantener abiertos parques y zonas de esparcimiento al aire libre con las medidas de prevención y protección individual adecuadas. Se recomienda se establezcan horarios de uso.

2. Se recomienda la utilización de la acera, zonas de aparcamiento de vehículos y espacios públicos para la habilitación de terrazas y usos comerciales que permita ampliar aforos de forma segura.

3. Se recomienda la habilitación de espacios al aire libre y peatonalización de calles para realizar la práctica deportiva, el tránsito y actividad física de forma segura.

4. Se recomienda que las entidades locales habiliten espacios de alojamiento, establezcan medios y normativas en cada municipio para permitir el aislamiento de pacientes en hoteles y centros no sanitarios si fuera preciso de forma que aseguren la correcta realización de los aislamientos y cuarentenas de los casos y contactos que no puedan realizarlo en sus domicilios y así evitar la transmisión en los mismos.

5. Se recomienda la articulación de redes de apoyo mutuo de ámbito local para la asistencia a los casos y contactos que deban permanecer aislados y cuarentenados respectivamente y requieran asistencia tanto material como emocional.