Concierto social para la prestación de la Atención Infantil Temprana en Andalucía


Decreto 57/2020, de 22 de abril, por el que se regula el concierto social para la prestación de la Atención Infantil Temprana.

Vigente desde 29/04/2020 | BOJA 80/2020 de 28 de Abril de 2020

Con este Decreto, se regula en Andalucía el régimen jurídico aplicable al concierto social en materia de Atención Infantil Temprana, dirigida a la población infantil menor de seis años con trastornos del desarrollo o con riesgo de presentarlos, a la familia y su entorno, con el fin de establecer reglamentariamente los aspectos y criterios a los cuales ha de someterse dicho concierto, y que vienen referidos al cumplimiento de los requisitos previstos, la tramitación de la solicitud, la formalización, las condiciones de actuación de las entidades concertadas, la vigencia o la duración máxima del concierto y sus causas de extinción, las condiciones para su prórroga o modificación, las obligaciones de las entidades que presten el servicio concertado y de la Administración Pública otorgante del concierto social, la sumisión del concierto al Derecho Administrativo, y otras condiciones necesarias en el marco de lo previsto en la ley.

El Decreto prevé la posibilidad de suscribir un único contrato que englobe a varios Centros de Atención Infantil Temprana, siempre que éstos tengan el mismo titular.

Para la adjudicación se da prioridad a las asociaciones y fundaciones sin ánimo de lucro promovidas por las personas con discapacidad, sus familiares o sus representantes legales y a las entidades sin ánimo de lucro que cumplan los requisitos de acceso establecidos en el Decreto.

En ausencia de las anteriores, se puede contratar con entidades privadas con ánimo de lucro, a fin de garantizar la cobertura asistencial en todo el territorio de la Comunidad Autónoma de Andalucía.

La duración del concierto social que se prevea en el pliego de cláusulas administrativas particulares, se debe establecer teniendo en cuenta la naturaleza de la prestación y las características de su financiación, sin que la duración total pueda exceder de ocho años, sumando el periodo inicial y las sucesivas prórrogas, en su caso. Las entidades concertadas, una vez terminada la duración del contrato, pueden participar nuevamente en las sucesivas licitaciones de conciertos sociales de la misma prestación.