Ampliación del ámbito territorial en el que se permite la movilidad y la actividad física en el País Vasco


Decreto 9/2020, de 15 de mayo, del Lehendakari, de modificación del Decreto 8/2020, de 10 de mayo, del Lehendakari, por el que se establecen normas para la aplicación, en el ámbito de la Comunidad Autónoma de Euskadi, de las modificaciones, ampliaciones y restricciones acordadas con el Gobierno español, en relación con la flexibilización de las restricciones establecidas tras la declaración del estado de alarma, en aplicación de la fase 1 del Plan para la Transición hacia una Nueva Normalidad, con el fin de adaptarlas a la evolución de la emergencia sanitaria en Euskadi.

Vigente desde 18/05/2020 | BOPV 92/2020 de 16 de Mayo de 2020

El presente Decreto modifica el  Decreto 8/2020, para permitir los desplazamientos dentro del Territorio Histórico en el que las personas tengan fijada su residencia y la movilidad entre municipios colindantes de diferentes Territorios Históricos de tránsito habitual, que ya no queda condicionada a la realización de actividades socio económicas.

Asimismo, se amplía el ámbito a todo el Territorio Histórico correspondiente al municipio en el que se tenga fijada la residencia, así como en los colindantes a este de otro Territorio Histórico para realizar las siguientes actividades:

- actividad física;

- acceder a las instalaciones deportivas al aire libre de gestión privada;

- actividad deportiva individual, con cita previa y en centros deportivos de gestión privada.

 

 

 

El contenido de los otros formatos que aquí se muestran, se ha obtenido mediante una transformación del documento electrónico PDF oficial y auténtico

Por Decreto 8/2020, de 10 de mayo, del Lehendakari, se establecen las normas para la aplicación, en el ámbito de la Comunidad Autónoma de Euskadi, de las modificaciones, ampliaciones y restricciones acordadas con el Gobierno español, en relación con la flexibilización de las restricciones establecidas tras la declaración del estado de alarma, en aplicación de la fase 1 del Plan para la transición hacia una nueva normalidad, con el fin de adaptarlas a la evolución de la emergencia sanitaria en Euskadi.

Este Decreto, en base a los principios de prudencia y precaución, limitó en Euskadi la movilidad al ámbito del término municipal y colindantes, con diversas excepciones justificadas por motivos sanitarios; laborales; profesionales o empresariales; de retorno al lugar de residencia habitual; educativos y formativos; de visita, cuidado y atención a familiares que sean personas mayores, dependientes, con discapacidad o en situación de necesidad, así como por cualquier otro de análoga naturaleza.

Esta estrategia se fundamentó en dos objetivos, en primer lugar, avanzar gradualmente en la recuperación de parcelas de normalidad y en segundo lugar, mantener elevada la alerta sobre la necesidad del compromiso social activo en las medidas de prevención. Dicho de otro modo, avanzar paso a paso para salvaguardar el terreno ganado a la extensión de la pandemia, y evitar un clima social que contribuya a la relajación y a bajar la guardia.

Algunos de los comportamientos detectados desde su entrada en vigor corroboran la oportunidad de haber adoptado medidas de prudencia durante la primera semana de la fase 1. En este sentido, se ha comprobado que a mayor movilidad mayor debe ser la responsabilidad de prevención individual que cada persona debe adoptar.

No obstante, la evolución epidémica de la última semana en Euskadi refleja con firmeza la tendencia sostenida e intensa en el descenso de casos positivos con respecto a las semanas anteriores. Este dato, junto a la constatación de que lo ocurrido en los últimos días ha contribuido a reforzar la conciencia social sobre los hábitos de prevención, hace posible un nuevo avance.

Desde esta perspectiva de gradualidad, y con el objetivo puesto en preparar con rigor y solidez el tránsito de la fase 1 a la fase 2, con la presente modificación se avanza en recuperar una movilidad responsable y progresiva, de forma que los desplazamientos no queden ya únicamente restringidos al término municipal y colindantes, sino que puedan extenderse al ámbito del Territorio Histórico correspondiente al municipio en que se tenga fijada la residencia, así como en los colindantes a este de otro Territorio Histórico.

En el actual contexto de desescalada, la progresión en la deseable recuperación de todas las actividades propias de una sociedad con un funcionamiento normalizado, está indisolublemente unida a un ejercicio individual y colectivo que, tanto en movilidad como en relaciones sociales, se manifieste de un modo responsable.

En su virtud, en ejercicio de la facultad que me confiere el artículo 8.m) de la Ley 7/1981, de 30 de junio, sobre Ley de Gobierno,

DISPONGO:

El contenido de los otros formatos que aquí se muestran, se ha obtenido mediante una transformación del documento electrónico PDF oficial y auténtico

Por Decreto 8/2020, de 10 de mayo, del Lehendakari, se establecen las normas para la aplicación, en el ámbito de la Comunidad Autónoma de Euskadi, de las modificaciones, ampliaciones y restricciones acordadas con el Gobierno español, en relación con la flexibilización de las restricciones establecidas tras la declaración del estado de alarma, en aplicación de la fase 1 del Plan para la transición hacia una nueva normalidad, con el fin de adaptarlas a la evolución de la emergencia sanitaria en Euskadi.

Este Decreto, en base a los principios de prudencia y precaución, limitó en Euskadi la movilidad al ámbito del término municipal y colindantes, con diversas excepciones justificadas por motivos sanitarios; laborales; profesionales o empresariales; de retorno al lugar de residencia habitual; educativos y formativos; de visita, cuidado y atención a familiares que sean personas mayores, dependientes, con discapacidad o en situación de necesidad, así como por cualquier otro de análoga naturaleza.

Esta estrategia se fundamentó en dos objetivos, en primer lugar, avanzar gradualmente en la recuperación de parcelas de normalidad y en segundo lugar, mantener elevada la alerta sobre la necesidad del compromiso social activo en las medidas de prevención. Dicho de otro modo, avanzar paso a paso para salvaguardar el terreno ganado a la extensión de la pandemia, y evitar un clima social que contribuya a la relajación y a bajar la guardia.

Algunos de los comportamientos detectados desde su entrada en vigor corroboran la oportunidad de haber adoptado medidas de prudencia durante la primera semana de la fase 1. En este sentido, se ha comprobado que a mayor movilidad mayor debe ser la responsabilidad de prevención individual que cada persona debe adoptar.

No obstante, la evolución epidémica de la última semana en Euskadi refleja con firmeza la tendencia sostenida e intensa en el descenso de casos positivos con respecto a las semanas anteriores. Este dato, junto a la constatación de que lo ocurrido en los últimos días ha contribuido a reforzar la conciencia social sobre los hábitos de prevención, hace posible un nuevo avance.

Desde esta perspectiva de gradualidad, y con el objetivo puesto en preparar con rigor y solidez el tránsito de la fase 1 a la fase 2, con la presente modificación se avanza en recuperar una movilidad responsable y progresiva, de forma que los desplazamientos no queden ya únicamente restringidos al término municipal y colindantes, sino que puedan extenderse al ámbito del Territorio Histórico correspondiente al municipio en que se tenga fijada la residencia, así como en los colindantes a este de otro Territorio Histórico.

En el actual contexto de desescalada, la progresión en la deseable recuperación de todas las actividades propias de una sociedad con un funcionamiento normalizado, está indisolublemente unida a un ejercicio individual y colectivo que, tanto en movilidad como en relaciones sociales, se manifieste de un modo responsable.

En su virtud, en ejercicio de la facultad que me confiere el artículo 8.m) de la Ley 7/1981, de 30 de junio, sobre Ley de Gobierno,

DISPONGO:

Artículo 1 

Se modifica el artículo 2.2 y 3, del Decreto 8/2020, de 10 de mayo, del Lehendakari, que queda redactado en los siguientes términos:

Artículo 2 

Se modifica el artículo 3.1, 2 y 3, del Decreto 8/2020, de 10 de mayo, del Lehendakari, que queda redactado en los siguientes términos:

DISPOSICIÓN FINAL 

Disposición final. 
Entrada en vigor.

El presente Decreto entrará en vigor a las 00:00 horas del día 18 de mayo de 2020.

Dado en Vitoria-Gasteiz, a 15 de mayo de 2020.

El Lehendakari, IÑIGO URKULLU RENTERIA.