Actualización de las medidas de prevención frente al COVID-19 adoptadas tras el estado de alarma en la Comunidad de Madrid relativas al inicio del curso escolar 2020-21 y a la vacunación frente a la gripe


Orden 1035/2020, de 29 de agosto, de la Consejería de Sanidad, por la que se modifica la Orden 668/2020, de 19 de junio, por la que se establecen medidas preventivas para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19 una vez finalizada la prórroga del estado de alarma establecida por el Real Decreto 555/2020, de 5 de junio, para la ejecución de actuaciones coordinadas en salud pública frente al COVID-19 para centros educativos durante el curso 2020-2021 y en relación con la vacunación frente a la gripe.

BOCM 211/2020 de 31 de Agosto de 2020

Se actualizan las medidas acordadas en la Orden 668/2020 (EDL 2020/17429), modificada por las Órdenes 740/2020, 920/2020, 997/2020 y Orden 1008/2020, añadiendo el siguiente contenido:

1.- Medidas y recomendaciones relativas al inicio del curso lectivo 2020-2021:

La actividad lectiva es presencial para todos los niveles y etapas.

Los centros docentes deben asegurar el funcionamiento del servicio de comedor.

Estos deben promover que las actividades no lectivas, como las reuniones de coordinación, se hagan de forma telemática.

Además deben designar un coordinador para los temas relacionados con COVID-19 siendo el  interlocutor con los servicios sanitarios.

Se establece la obligación de mantener la distancia interpersonal de 1,5 metros en las interacciones entre las personas en el centro educativo, salvo en los grupos de educación infantil y en primer y segundo curso de educación primaria, cuyo alumnado se organiza en grupos de convivencia estable.

También la obligación de uso de mascarilla a partir de 6 años con independencia del mantenimiento de la distancia interpersonal, salvo para las exenciones que se contemplen legalmente.

No se permite la asistencia de público a los eventos deportivos y celebraciones.

La higiene de manos debe hacerse como mínimo 5 veces al día, a la entrada y salida del centro, antes y después de salir al patio, antes de comer y después de ir al aseo.

Debe efectuarse la ventilación del centro durante al menos 10-15 minutos al inicio y al final de la jornada, durante el recreo, y si es posible entre clases.

En los comedores escolares deben asignarse puestos fijos durante todo el año y mantener los grupos de convivencia estable.

En el transporte escolar colectivo es obligatorio el uso de mascarilla a partir de 6 años de edad, y se recomienda en alumnos de 3 a 5 años, asignando asientos fijos para todo el curso.

Se establece un protocolo de actuación ante la aparición de casos, que incluye la toma de temperatura de todos los alumnos y personal del centro, cuarentena de los contactos estrechos, o información a las familias, entre otras actuaciones.

Se recomienda efectuar el trayecto a los centros en transporte activo como la bicicleta o realizarlo a pie.

Se recomienda, si fuera posible, realizar las actividades al aire libre.

2.- Respecto a la campaña de vacunación para prevenir la gripe:

Se establece para la primera quincena del mes de octubre.

Se establecen los grupos de población para los que se prevé la campaña de vacunación,  acordados por la Comisión de Salud Pública, comenzándose por las personas mayores institucionalizadas y el personal sanitario y sociosanitario.

 

Al amparo de lo previsto en el artículo 65 de la Ley 16/2003, de 28 de mayo, de cohesión y calidad del Sistema Nacional de Salud, y en coordinación con la Conferencia Sectorial de Educación, el Pleno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, en sesión celebrada el 27 de agosto de 2020, ha acordado declarar como actuaciones coordinadas en salud pública frente al COVID-19 medidas y recomendaciones referidas a centros educativos durante el curso 2020-2021, así como medidas en relación con la vacunación frente a la gripe, para su aplicación por las administraciones competentes.

Las citadas declaraciones de actuaciones coordinadas en salud pública han sido aprobadas mediante Órdenes comunicadas del Ministro de Sanidad de fecha 27 de agosto de 2020.

Las medidas y recomendaciones relativas al inicio del curso lectivo 2020-2021 se han adoptado tomando en consideración las propuestas discutidas en el seno de la Conferencia Sectorial de Educación.

Como recoge la Declaración de Actuaciones Coordinadas y la Orden comunicada del Ministro de Sanidad se hace necesario retomar de forma prioritaria la actividad educativa presencial, pero adoptando una serie de medidas de prevención, higiene y promoción de la salud frente al COVID-19 que garanticen que la misma se realiza de la manera más segura posible.

En la Conferencia Sectorial de Educación celebrada el 11 de junio de 2020, se acordó el comienzo del curso escolar 2020-2021 en las fechas habituales del mes de septiembre y seguir unas pautas temporales similares a otros cursos académicos proporcionando a la comunidad educativa un entorno seguro, saludable y sostenible, teniendo en cuenta las decisiones de las autoridades sanitarias en función de la situación epidemiológica.

La actividad lectiva será presencial para todos los niveles y etapas, priorizándola para el alumnado de menor edad, al menos hasta el segundo curso de la Educación Secundaria Obligatoria.

Por otra parte, el contexto actual de situación de pandemia por COVID-19 aconseja el adelanto temporal de las actividades de vacunación para prevenir la gripe dada la incidencia que tiene dicha patología en el sistema sanitario, teniendo en cuenta que la vacunación es la medida más efectiva para prevenir la gripe y sus complicaciones, sobre todo en las personas que tienen un mayor riesgo de sufrir enfermedad grave en caso de adquirirla.

La pandemia por COVID-19 ha ocasionado una importante saturación del sistema asistencial en todo el territorio nacional. El modo de transmisión y los síntomas del nuevo coronavirus y del virus de la gripe son muy similares. Debido a la posible coexistencia durante la próxima temporada 2020-2021 de la circulación de ambos virus, se han planteado nuevos objetivos con la finalidad de proteger a los más vulnerables e intentar prevenir también la saturación del sistema asistencial.

De acuerdo con lo dispuesto en el apartado 2 del artículo 65 de la Ley 16/2003, de 28 de mayo, de cohesión y calidad del Sistema Nacional de Salud, las medidas contenidas en las declaraciones de actuaciones coordinadas por el Ministerio de Sanidad resultan de obligado cumplimiento para las comunidades y ciudades autónomas, que deben incorporarlas a través de los instrumentos jurídicos correspondientes para que sean aplicables en su ámbito territorial.

La ejecución de las actuaciones contempladas en las declaraciones de actuaciones coordinadas requiere la modificación de la Orden 668/2020, de 19 de junio, de la Consejería de Sanidad, por la que se establecen medidas preventivas para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19 una vez finalizada la prórroga del estado de alarma establecida por el Real Decreto 555/2020, de 5 de junio.

La citada Orden ha sido adoptada con el objetivo de prevenir, controlar y contener la pandemia en su ámbito territorial al amparo de lo previsto en la Ley Orgánica 3/1986, de 14 de abril, de Medidas Especiales en Materia de Salud Pública; el artículo veintiséis.1 de la Ley 14/1986, de 25 de abril, General de Sanidad; el artículo 54 de la Ley 33/2011, de 4 de octubre, General de Salud Pública, y el artículo 55.1 de la Ley 12/2001, de 21 de diciembre, de Ordenación Sanitaria de la Comunidad de Madrid.

En su apartado quinto dispone que en función de la evolución epidemiológica los titulares de la Consejería de Sanidad y de la Dirección General de Salud Pública, en su calidad de autoridades sanitarias, podrán modificar o suprimir las medidas de contención establecidas o bien establecer adicionales en caso de ser necesario.

De acuerdo con lo previamente expuesto, en ejecución de las Órdenes comunicadas del Ministro de Sanidad, de 27 de agosto de 2020, previo acuerdo del Pleno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, en coordinación con la Conferencia Sectorial de Educación, en virtud de lo establecido en el artículo 65 de la Ley 16/2003, de 28 de mayo, de cohesión y calidad del Sistema Nacional de Salud, el artículo 140 de la Ley 40/2015, de 1 de octubre, de Régimen Jurídico del Sector Público, y en virtud del artículo 12 de la Ley 12/2001, de 21 de diciembre, de Ordenación Sanitaria de la Comunidad de Madrid, y el apartado quinto de la Orden 668/2020, de 19 de junio de 2020, por la que se establecen medidas preventivas para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19 una vez finalizada la prórroga del estado de alarma establecida por el Real Decreto 555/2020, de 5 de junio,

DISPONGO

Al amparo de lo previsto en el artículo 65 de la Ley 16/2003, de 28 de mayo, de cohesión y calidad del Sistema Nacional de Salud, y en coordinación con la Conferencia Sectorial de Educación, el Pleno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, en sesión celebrada el 27 de agosto de 2020, ha acordado declarar como actuaciones coordinadas en salud pública frente al COVID-19 medidas y recomendaciones referidas a centros educativos durante el curso 2020-2021, así como medidas en relación con la vacunación frente a la gripe, para su aplicación por las administraciones competentes.

Las citadas declaraciones de actuaciones coordinadas en salud pública han sido aprobadas mediante Órdenes comunicadas del Ministro de Sanidad de fecha 27 de agosto de 2020.

Las medidas y recomendaciones relativas al inicio del curso lectivo 2020-2021 se han adoptado tomando en consideración las propuestas discutidas en el seno de la Conferencia Sectorial de Educación.

Como recoge la Declaración de Actuaciones Coordinadas y la Orden comunicada del Ministro de Sanidad se hace necesario retomar de forma prioritaria la actividad educativa presencial, pero adoptando una serie de medidas de prevención, higiene y promoción de la salud frente al COVID-19 que garanticen que la misma se realiza de la manera más segura posible.

En la Conferencia Sectorial de Educación celebrada el 11 de junio de 2020, se acordó el comienzo del curso escolar 2020-2021 en las fechas habituales del mes de septiembre y seguir unas pautas temporales similares a otros cursos académicos proporcionando a la comunidad educativa un entorno seguro, saludable y sostenible, teniendo en cuenta las decisiones de las autoridades sanitarias en función de la situación epidemiológica.

La actividad lectiva será presencial para todos los niveles y etapas, priorizándola para el alumnado de menor edad, al menos hasta el segundo curso de la Educación Secundaria Obligatoria.

Por otra parte, el contexto actual de situación de pandemia por COVID-19 aconseja el adelanto temporal de las actividades de vacunación para prevenir la gripe dada la incidencia que tiene dicha patología en el sistema sanitario, teniendo en cuenta que la vacunación es la medida más efectiva para prevenir la gripe y sus complicaciones, sobre todo en las personas que tienen un mayor riesgo de sufrir enfermedad grave en caso de adquirirla.

La pandemia por COVID-19 ha ocasionado una importante saturación del sistema asistencial en todo el territorio nacional. El modo de transmisión y los síntomas del nuevo coronavirus y del virus de la gripe son muy similares. Debido a la posible coexistencia durante la próxima temporada 2020-2021 de la circulación de ambos virus, se han planteado nuevos objetivos con la finalidad de proteger a los más vulnerables e intentar prevenir también la saturación del sistema asistencial.

De acuerdo con lo dispuesto en el apartado 2 del artículo 65 de la Ley 16/2003, de 28 de mayo, de cohesión y calidad del Sistema Nacional de Salud, las medidas contenidas en las declaraciones de actuaciones coordinadas por el Ministerio de Sanidad resultan de obligado cumplimiento para las comunidades y ciudades autónomas, que deben incorporarlas a través de los instrumentos jurídicos correspondientes para que sean aplicables en su ámbito territorial.

La ejecución de las actuaciones contempladas en las declaraciones de actuaciones coordinadas requiere la modificación de la Orden 668/2020, de 19 de junio, de la Consejería de Sanidad, por la que se establecen medidas preventivas para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19 una vez finalizada la prórroga del estado de alarma establecida por el Real Decreto 555/2020, de 5 de junio.

La citada Orden ha sido adoptada con el objetivo de prevenir, controlar y contener la pandemia en su ámbito territorial al amparo de lo previsto en la Ley Orgánica 3/1986, de 14 de abril, de Medidas Especiales en Materia de Salud Pública; el artículo veintiséis.1 de la Ley 14/1986, de 25 de abril, General de Sanidad; el artículo 54 de la Ley 33/2011, de 4 de octubre, General de Salud Pública, y el artículo 55.1 de la Ley 12/2001, de 21 de diciembre, de Ordenación Sanitaria de la Comunidad de Madrid.

En su apartado quinto dispone que en función de la evolución epidemiológica los titulares de la Consejería de Sanidad y de la Dirección General de Salud Pública, en su calidad de autoridades sanitarias, podrán modificar o suprimir las medidas de contención establecidas o bien establecer adicionales en caso de ser necesario.

De acuerdo con lo previamente expuesto, en ejecución de las Órdenes comunicadas del Ministro de Sanidad, de 27 de agosto de 2020, previo acuerdo del Pleno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, en coordinación con la Conferencia Sectorial de Educación, en virtud de lo establecido en el artículo 65 de la Ley 16/2003, de 28 de mayo, de cohesión y calidad del Sistema Nacional de Salud, el artículo 140 de la Ley 40/2015, de 1 de octubre, de Régimen Jurídico del Sector Público, y en virtud del artículo 12 de la Ley 12/2001, de 21 de diciembre, de Ordenación Sanitaria de la Comunidad de Madrid, y el apartado quinto de la Orden 668/2020, de 19 de junio de 2020, por la que se establecen medidas preventivas para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19 una vez finalizada la prórroga del estado de alarma establecida por el Real Decreto 555/2020, de 5 de junio,

DISPONGO

Primero. 
Modificación de la Orden 668/2020, de 19 de junio, por la que se establecen medidas preventivas para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19 una vez finalizada la prórroga del estado de alarma establecida por el Real Decreto 555/2020, de 5 de junio

Se introducen la siguientes modificaciones en la Orden 668/2020, de 19 de junio, por la que se establecen medidas preventivas para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19 una vez finalizada la prórroga del estado de alarma establecida por el Real Decreto 555/2020, de 5 de junio (BOLETÍN OFICIAL DE LA COMUNIDAD DE MADRID número 149, de 20 de junio), modificada por la Orden 740/2020, de 1 de julio (BOLETÍN OFICIAL DE LA COMUNIDAD DE MADRID número 159, de 2 de julio), por la Orden 920/2020, de 28 de julio (BOLETÍN OFICIAL DE LA COMUNIDAD DE MADRID número 182, de 29 de julio), por la Orden 997/2020, de 7 de agosto (BOLETÍN OFICIAL DE LA COMUNIDAD DE MADRID número 193, de 11 de agosto) y por la Orden 1008/2020, de 18 de agosto (BOLETÍN OFICIAL DE LA COMUNIDAD DE MADRID número 200, de 19 de agosto):

Uno.—Se añade dos nuevos puntos 3 y 4 al apartado cuadragésimo que queda redactado de la siguiente forma:

Dos.—Se añade un apartado cuadragésimo bis que queda redactado de la siguiente forma:

Tres.—Se añade un apartado cuadragésimo ter que queda redactado de la siguiente forma:

Cuatro.—Se añade un nuevo apartado octogésimo segundo que queda redactado de la siguiente forma:

XX. Vacunación frente a la gripe.

Segundo. 
Efectos

La presente Orden surtirá efectos desde el día de su publicación en el BOLETÍN OFICIAL DE LA COMUNIDAD DE MADRID.

Madrid, a 29 de agosto de 2020.

El Consejero de Sanidad, ENRIQUE RUIZ ESCUDERO