Comunidad Autónoma

Acceso Clientes

 Rercordar usuario


Demostración online
Concierte una demostración individual de forma gratuita
Libreria virtual

Atención al cliente 902 050 810

Novedades Legislativas

Documento

La diputada foral de Movilidad y Ordenación del Territorio, con fecha 31 de enero de 2018, ha dictado la siguiente Orden Foral:

«Mediante Orden Foral 176-T-/2015, de 16 de febrero, de la diputada foral de Movilidad e Infraestructuras Viarias se aprobó el reglamento de armonización de los servicios públicos regulares de transporte de personas viajeras por carretera, en el ámbito de las administraciones guipuzcoanas integradas en la Autoridad Territorial del Transporte de Gipuzkoa (Boletin Oficial de Gipuzkoa n.º 37 de 25 de febrero de 2015).

La citada aprobación del reglamento se llevó a cabo a los efectos de aplicación exclusivamente a los servicios de transporte de viajeros por carretera de competencia de la Diputación Foral de Gipuzkoa, esto es, los servicios de transporte interurbano integrados en la marca «Lurraldebus».

De conformidad con lo que disponen los artículos 3, 17 y 44 del citado reglamento, los menores de cinco años de edad viajan de forma gratuita.

La Asamblea General de la Autoridad Territorial del Transporte de Gipuzkoa, en sesión celebrada el día 31 de octubre de 2017, aprobó el acuerdo de modificar el reglamento de armonización a fin de ampliar la gratuidad hasta los seis años de edad, con efectos desde el día 1 de enero de 2018. En consecuencia, resulta necesario adaptar el reglamento de armonización a la citada modificación.

En su virtud, la diputada foral de Movilidad y Ordenación del Territorio,

RESUELVE

Primero. 

Modificar los artículos 3, 17 y 44 del reglamento de armonización de los servicios públicos regulares de transporte de personas viajeras por carretera, en el ámbito de las administraciones guipuzcoanas integradas en la Autoridad Territorial del Transporte de Gipuzkoa que quedan redactados de la siguiente forma:

Artículo 3.   Definiciones.

A los efectos del presente Reglamento se entenderá por:

Persona viajera: toda persona usuaria del servicio público de transporte regulado en el presente Reglamento. Una persona se encuadra en esta definición desde el momento en el que adquiera el billete por anticipado o se encuentre en una parada de las instituidas por la Administración Pública titular del servicio demandando la utilización del servicio, hasta que embarca en el vehículo que presta el servicio, durante el traslado y hasta que desembarca de dicho vehículo en otra parada igualmente instituida por la referida Administración.

Menor: persona viajera con edad inferior a seis años.

Servicio público de transporte regular de personas viajeras por carretera de uso general: son transportes públicos regulares, permanentes o temporales, de uso general, los que, previo su establecimiento por una Administración Pública competente, van dirigidos a satisfacer una demanda general a través de vehículos que circulan por carreteras. Estos servicios estarán, o no, configurados como servicios de transporte a la demanda.

Servicio de largo recorrido: línea de servicio público cubierta con autocares de clase III, acondicionados para llevar únicamente viajeros sentados y que en ningún caso transportan personas de pie. Estos vehículos tendrán bodega para el transporte de los bultos y equipaje, coches y sillas de niños, bicicletas y animales de compañía.

Vehículo: medio de transporte homologado para el transporte colectivo de personas por carretera. A saber: autocar o autobús, mini-bus o micro-bus y taxi-bus.

Parada: espacio en la vía pública acondicionado por la Administración Pública competente para que se detengan los vehículos destinados al transporte público en el que esperan las personas viajeras y en el que se produce el embarque y desembarque de estas en aquellos.

La parada comprende todos los elementos necesarios para, atendiendo a sus características particulares dotadas por la Administración Pública competente, cumplir su función: marquesina, elementos de información, asientos, etc.

Bicicleta: ciclo de dos ruedas, propulsado exclusivamente o principalmente por la energía muscular de la persona que está sobre él, por medio de pedales.

Accesibilidad Universal: Es la condición que deben cumplir los entornos, procesos, bienes, productos y servicios, así como los objetos, instrumentos, herramientas y dispositivos, para ser comprensibles, utilizables y practicables por todas las personas en condiciones de seguridad y comodidad y de la forma más autónoma y natural posible. Presupone la estrategia de «diseño universal o diseño para todas las personas», y se entiende sin perjuicio de los ajustes razonables que deban adoptarse.

Los sistemas de transporte colectivo han de seguir la pautas de diseño de la Accesibilidad Universal a fin de poder ofrecer un servicio apropiado a cualquier persona usuaria potencial, tomando en consideración la diversidad humana y los requerimientos correspondientes que se plasman en un conjunto de especificaciones técnicas de diseño accesible en cada uno de los modos de transporte y en sus mutuas interacciones.

Personas con movilidad reducida: aquellas personas que se desplazan en sillas de ruedas y en general, las personas que, por sus circunstancias personales, no pueden viajar de pie sin riesgo para sí mismas o para terceros.

Plataforma: zona del autobús más diáfana que el resto y a la que se accede de forma directa desde el exterior, dotada de elementos de sujeción y/o de asientos especiales destinados al transporte de personas que se desplazan en sillas de ruedas o demás personas con movilidad reducida, coches y sillas de niños, bicicletas y ciertos bultos.

Artículo 17.   Transporte de personas menores de edad.

1??Los menores viajarán de forma gratuita, si bien deberán estar en posesión del título habilitante denominado billete gratuito, a efectos del cómputo de plazas y de la cobertura de los seguros obligatorios establecidos por la legislación de tráfico.

En caso de divergencia sobre la edad del menor, prevalecerá «in situ» el criterio del personal de conducción, sin perjuicio de la devolución del importe del viaje una vez acreditada convenientemente aquella circunstancia.

Los menores deberán ir acompañados en todo momento por una persona que se responsabilice de su seguridad.

Una persona adulta podrá ir acompañada, como máximo, de cuatro menores.

2.??Las personas viajeras con una edad comprendida entre los 6 y 18 años que accedan al vehículo sin la compañía de una persona mayor que se responsabilice de su seguridad y sean portadores de la tarjeta del sistema de integración tarifaria personalizada (tarjeta MUGI), serán consideradas menores de edad autorizados por sus progenitores o tutores a todos los efectos y, por lo tanto, viajarán bajo su responsabilidad.

3.??Cuando viajen más de 5 personas con edad comprendida entre los 5 y 10 años en grupo organizado (colonias, campamentos etc.) será obligatorio un mínimo de 2 acompañantes adultos hasta 10 de las personas de tales edades y otro acompañante más por cada 15 personas que sobrepasen los primeros, de conformidad con lo establecido en la legislación vigente de aplicación.

Artículo 44.   Obligación de portar el título de transporte válido.

El título de transporte, en su caso, debidamente validado, posibilita la utilización del servicio.

Las personas a partir de los seis años de edad deberán viajar con título de transporte válido, y en su caso debidamente validado, en las mismas condiciones que las personas adultas, conforme a lo establecido en el artículo 17 del presente Reglamento.

Toda persona viajera deberá estar provista, desde el embarque, de un título de transporte válido que deberá someter al control de entrada en el vehículo, de acuerdo con sus características, y conservar, sin deteriorarlo, a disposición de los empleados de las empresas operadoras de transportes o de los agentes de inspección que puedan requerir su exhibición, durante todo el trayecto hasta descender del vehículo en la parada de destino.

En el caso de que las propias características del título permitan su uso plural, este deberá quedar siempre en posesión de la última persona que descienda del vehículo. Los referidos títulos, tienen el carácter de título al portador o portadora, por lo que pueden ser utilizados de forma indistinta por cualquier persona.

Sólo podrán viajar gratuitamente los menores, las personas autorizadas que porten el título acreditativo de esta condición y las personas acompañantes de los invidentes y de las personas que viajan en silla de ruedas.

Será obligatorio portar el denominado billete gratuito por parte de las personas referidas en el párrafo anterior a efectos de cómputo de plazas y de la cobertura de los seguros obligatorios.

Segundo. 

Publicar la presente orden foral en el Boletin Oficial de Gipuzkoa.

La presente Orden Foral es definitiva y pone fin a la vía administrativa. Las personas interesadas podrán interponer contra la misma recurso contencioso?administrativo ante los Juzgados de lo Contencioso?Administrativo de San Sebastián, en el plazo de dos meses a partir del día siguiente al de su notificación.»

San Sebastián, a 5 de febrero de 2018

El secretario técnico, Segundo Díez Molinero.