Comunidad Autónoma

Acceso Clientes

 Recordar usuario


Demostración online
Concierte una demostración individual de forma gratuita
Libreria virtual

Atención al cliente 902 050 810

Últimas consultas

Planteamiento 

Mediante sentencia judicial firme un personal laboral contratado ha obtenido la condición de personal laboral indefinido, con reconocimiento de fecha de antigüedad. Respecto a la antigüedad, el Juzgado estima que se debe establecer una cantidad, pero no la fija (tampoco fue fijada en su demanda por el trabajador).

Este Ayuntamiento ha procedido a la ejecución de dicho fallo mediante la conversión de su contrato en indefinido. El problema se nos presenta a la hora de fijar la cuantía de la antigüedad puesto que en su nómina nunca se le puso tal concepto, sino que cobraba según la subvención que financiaba su puesto por parte de la Comunidad Autónoma.

El trabajador alega que, como es Diplomado, se le debe reconocer el Grado A2 nivel 18 en cumplimiento del convenio laboral interno que dice que el personal laboral en sus retribuciones tendrá la misma estructura que la de la función pública. Ahora bien, entendemos que el problema es la cuantía de los trienios. No se puede reconocer una categoría, grupo y complemento de destino, a los que indudablemente va ligado el trienio (grupo A2) unilateralmente, sin efectuar una valoración del puesto de trabajo mediante la modificación de la RPT, a la que estamos obligados ya que dicho puesto hay que sacarlo a Oferta de Empleo Público y para ello debe estar incluido en la Plantilla y RPT con su correspondiente valoración y configuración en función de las tareas que requiere el mismo sin ninguna vinculación a la titulación de la persona, sino a la titulación académica que contenga las aptitudes propias de las tareas del puesto.

En la sentencia se le reconoce como Dinamizador y no como Técnico de Informática como tal vez por error se puso en el contrato, y el código de cotización 02, pero esto no vincula para la potestad de autoorganización de la Administración ni es un acto propio, sino que ahora obliga lo que el puesto necesite y además el Ayuntamiento puede asignar más tareas a dicho puesto sin desnaturalizar la filosofía del mismo.

Entendemos que si cumplimos la sentencia tal cual, "inventándonos" una cuantía de trienios que nos lleva a un Grupo funcionarial y complemento de destino, no se sigue el procedimiento establecido por las normas, por lo que es imposible cumplir la sentencia tal cual por imposibilidad legal, pero sí dar los pasos legales para su cumplimiento.

En cualquier caso, las atribuciones del puesto no son personales sino del puesto y las cualidades personales del implicado no vinculan para la configuración del mismo, pues entonces se crearía una plaza a medida que vincularía la selección de la plaza posteriormente.

¿Qué opinan? ¿Cómo hemos de dar cumplimiento a la sentencia?

Acceder al documento completo

Volver al listado

© Lefebvre - El Derecho S.A. C/ de los Monasterios Suso y Yuso 34, 28049 Madrid. Tel 91 210 80 00 - 902 44 33 55 | aviso legal | Política de Privacidad